Emprender un negocio seguro

En estos tiempos de crisis son muchas las personas que por falta de empleo o por iniciativa comienzan un negocio. No creo que la crisis está tan cerca de pasar como quieren hacernos creer los políticos pero sí que es cierto que cada vez se están creando más empresas, o al menos eso veo yo en mi barrio, donde se reabren bares que estaban cerrados y donde sobretodo he visto muchos nuevos pequeños negocios como fruterías o panaderías, sobretodo de estas en las que además de comprar pan te puedes tomar un café.

Los costes reales de abrir un negocios

Emprender, además de ser en muchos casos una necesidad, está de moda, y todos los periodistas y medios de comunicación se hacen eco de diferentes noticias relacionadas con el emprendimiento y con la necesidad de emprender. No obstante lo que no cuentan muchas veces son los costes reales de abrir un negocio, como los de contratar un seguro de comercio además de otros muchos que en ocasiones no se tienen en cuenta.

Hay muchas personas que piensan que los costes de un negocio son los de apertura del local, con la reforma del mismo y poco más, y muchas veces no tienen en cuenta otros gastos que si no se tienen en cuenta pueden lastrar el negocio a la quiebra y que enumero a continuación:

  • Gastos de apertura de local: entre los que se encuentran tanto la reforma que se quiera hacer como el mobiliario y otro inmovilizado material que sea necesario comprar.
  • Gastos de autónomo: aun suponiendo que sólo trabajemos nosotros en el local tendremos unos gastos de cuota de autónomos. Además al abrir un local no sólo hay que pensar en la cuota actual (muchas veces bonificada) sino que hay que tener en cuenta el importe total de la cuota cuando deje de estar subvencionada.
  • Sueldo: sí, tenemos que cobrar un salario, y aunque de momento sea poco no podemos pensar en no cobrarlo para arrancar el negocio y que luego nuestros márgenes sean tan ajustados que no podamos cobrarlo nunca
  • Seguro de comercio: Sí, aunque pueda sorprender también se asegura la actividad comercial y es necesario plantearse el pago de un seguro con unas coberturas acordes a nuestra actividad y en una compañía seria, para que si hay algún problema estemos bien cubiertos.
  • Gastos corrientes como luz, agua y otros gastos del ayuntamiento: a veces se obvian estos gastos corrientes pero por ejemplo en el caso de un bar el consumo de luz es un gasto más grande de lo que puede parecernos. Calcular el gasto de luz parece una tarea imposible a veces, pero es más fácil de lo que parece: se suma el consumo por hora de todos los aparatos que funcionen con luz, se multiplica por las horas de trabajo al mes y ya tenemos una aproximación que os recomiendo incrementar en un 20% porque los aparatos eléctricos consumen luego mucho más de lo que dicen sus fichas, sobretodo si no son nuevos. No os olvidéis del aire acondicionado si lo tenéis ya que será un gasto importante en verano, y si vuestro negocio requiere que tengáis la puerta abierta corregir el consumo por un % más alto que el 20%.
  • Gastos de gestoría: Con un negocio hay que presentar determinada documentación en hacienda, llevar una contabilidad, y esto cuesta dinero, pedir presupuesto en unas cuantas gestorías porque las diferencias de precio suelen ser grandes.
  • Gastos publicitarios: Sí, aunque esto sueñe a una cosa rara para una frutería o un bar, que parece que la gente entra sólo con abrir la puerta y que sirve con el boca/oreja la publicidad os ayudará mucho, sobretodo en la apertura para que os conozcan. Pedir presupuestos para algunos anuncios y pensar en algunas promociones iniciales, os ayudarán a lanzar vuestro negocio.
  • Además tendréis que tener en cuenta unos gastos de amortización…¿de amortizaqué…? Los gastos de amortización están producidos por el uso por ejemplo de las cámaras frigoríficas en un bar o de los hornos en una panadería. Tendréis que tener en cuenta que no os van a durar siempre y prever que tendréis que hacerles reparaciones, revisiones…y en unos años cambiarlos y comprar otros nuevos.

Bueno, estos son los gastos que creo hay que tener en cuenta a la hora de lanzar un negocio de forma segura, calcular cuanto son cada mes y tener previstos ingresos bajos para los primeros 6 meses ya que ese será como mínimo el tiempo que necesitaréis para lanzar un negocio.

Espero que os sirvan estos consejos y opiniones, nos vemos en el próximo artículo.

Leer entrada anterior
El Balneario de Lanjarón, aguas que mecen la tranquilidad

El Balneario de Lanjarón es un oasis de salud que abre sus puertas en las serranías granadinas y a los

Cerrar