El peligro de las picaduras de insectos en nuestros perros

La primavera es sinónimo de buen tiempo porque se acerca el verano, pero también es sinónimo de polen y de la llegada de los insectos que pican. Ya sean los mosquitos que nos piquen a nosotros u otros bichos, los perros no se salvan de este problema. Algunos de ellos pueden ser muy peligroso para nuestro animal, provocando lesiones graves. En este artículo te explicamos las consecuencias de las picaduras de los insectos más peligrosos para nuestro perro.

Peligros de las picaduras de insectos en perros

Un insecto colorido que revolotea y emite zumbidos puede llamar de manera poderosa la atención del perro, sobre todo si es un cachorro. El can acercará su nariz -donde se ubica uno de sus sentidos más potentes: el olfato-, para obtener información del mundo que le rodea.

Las consecuencias no se hacen esperar: en primavera y verano las consultas veterinarias por incidencias de perros con insectos, como picaduras de diversa consideración «aumentan de manera considerable», apunta Imanol Sagarzazu, veterinario y dermatólogo.

La gravedad de la picadura para el perro dependerá de la cantidad de ellas, de la parte del cuerpo donde se produce, del insecto de que se trate, así como del hecho de que el perro sea alérgico. Un perro con gran cantidad de picaduras de avispa, puede sufrir un colapso y morir.

Asimismo, la picadura de una abeja tiene un veneno más potente que el de la mayoría de las hormigas. Si un perro es alérgico a la picadura de una abeja o avispa, la reacción desmesurada de su sistema inmunológico puede causarle inflamación y enrojecimiento. Pero, en caso de que se produzca en la cara, hay más peligro de que el veneno llegue a la garganta y se cierre la glotis (en la laringe), con el consiguiente riesgo para la vida del animal.

Uno de los más peligrosos para el perro: la procesionaria del pino

Entre los insectos que pueden provocar consecuencias más graves para la salud del can se encuentra la procesionaria del pino. Estos insectos, en su fase de orugas, forman unas filas, de forma similar a una procesión.

Estas orugas están recubiertas de pelos urticantes que provocan graves irritaciones en los perros que las tocan con su cuerpo.

Estos insectos forman sus nidos en los pinos y provocan en el perro graves irritaciones en la piel y úlceras. En el caso de que el perro toque las orugas con la lengua, algo habitual, puede provocar pérdidas de trozos de ella.

Frente a estas graves lesiones en el can, la prevención es imprescindible: evitar las zonas de pinares en primavera y vigilar al perro cuando pasea por el campopara que no se acerque a los lugares donde se encuentran las orugas.

 

De la misma forma que intentamos cuidarnos lo más posible frente a picaduras bastante severas, nuestro perro puede sufrir mucho si no cuidamos esas picaduras correctamente. Además, los perros son un hábitat genial para parásitos como son las pulgas, las garrapatas u otro tipo de larvas, por esa razón es muy importante mantener su piel protegida de estos bichos. Los collares anti-pulgas o los jabones específicos contra los insectos son remedios eficaces para mantener a nuestro animal protegido y la vez, a nosotros mismos, ya que muchos de esos insectos pueden producirnos picaduras también a nosotros.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad