3 pasos indispensables para hacer una verdadera cata de cerveza

cervezas alicantinas Cerveza Box

1. Elegir el recipiente adecuado

Lo primero para servir la caña perfecta es escoger el recipiente en el que va a servirse. No es casualidad que cada marca tenga su cristalería, porque su bebida debe servirse en la copa o vaso que el maestro cervecero concibió”.

2. Refresca la copa

El vaso debe estar limpio (lógico), pero, además, conviene refrescarlo con ayuda del mojacopas o, si estás en casa, con un chorro de agua fría. Esto evita la mala formación de espuma y crea en las paredes del vaso una finísima película de agua que ayuda a que la cerveza se deslice con suavidad.

3. Descarta el primer golpe de espuma

Si estás sirviendo cerveza de grifo debes hacer un pequeño descarte para que el primer golpe de espuma no entre en el vaso, porque es el que se ha quedado en el grifo y ya ha cogido aire del ambiente. Es una espuma que va a impedir el desarrollo de la cerveza que vas a servir, la va a saturar de espuma.

En botella

La corona de espuma en botella se consigue colocando ésta perpendicular a la copa para que la cerveza caiga y rompa en el centro. Es importante elevar un poco la botella para que, al caer, la cerveza genere una corona adecuada. Cuanto menos carbónico de origen tenga la cerveza más la tienes que elevar, pero normalmente se debe servir a una altura de entre 7 o 15 centímetros.

En barril

Para servir la espuma en la cerveza de barril debemos abrir en un 25% el recorrido del grifo.Llenamos con la espuma hasta el borde de la copa. En ese momento, cuando está ya echada entera, la corona de espuma debe ser de unos 3 cm. Si se observa detenidamente, la caña perfecta debe tener tres capas de espuma.
En conclusión, las características de la caña perfecta:

  • la espuma debe tener una capa superior de burbuja gruesa, de como mucho un centímetro. En el centro tenemos la capa más ancha, que es propiamente la crema de espuma, y la tercera capa inferior es una nebulosa de espuma formada por burbujas muy finas.

Si has cometido errores en el primer tiraje se crea una burbuja demasiado gruesa. Esto puede ocurrirle a cualquiera, ya sea porque has cerrado más lento el grifo o no has desechado la suficiente espuma nada más abrirlo. Para eliminar la capa de espuma fallida es bueno un pequeño rebose en el segundo tiempo, que sirve para rectificar”, explica Sánchez. Esto es una técnica muy habitual en todas las cervecerías que, incluso, se acepta en los concursos. 

Leer entrada anterior
Analizar la sangre para saber si las grasas que comemos afectan a nuestra salud

Un nuevo análisis de sangre permite saber a los valencianos qué grasas comen y cómo afectan a su salud. La

Cerrar