¿Cómo elegir el mejor espermatozoide para el embarazo asistido?

Desde que se llevaron a cabo los primeros embarazos asistidos los científicos expertos en esta labor han dado pasos de gigante para aumentar las posibilidades de quedarse embarazada. Hoy en día se puede elegir o estudiar los espermatozoides durante la fecundación in vitro para escoger al mejor de todos, el que más posibilidades tiene de llegar a fecundar el óvulo. En este sentido, numerosos expertos se han involucrado en la labor durante los últimos años para que la infertilidad ya no sea un motivo para no tener hijos. En este artículo vamos a ver en qué consiste esta técnica.

 

Elegir el mejor espermatozoide: PICSI imitar la biología humana

“El PICSI es el término con el que se denomina al procedimiento que permite seleccionar los espermatozoides de la misma forma que ocurre en la biología humana“, señala el Instituto Madrileño de Fertilidad.

El método, que ya ha sido utilizado con éxito en diferentes centros de reproducción españoles, consiste en colocar los espermatozoides en una placa con ácido hialurónico, una sustancia natural que se encuentra en la zona que recubre los ovocitos. Una vez en contacto, los espermatozoides maduros y bioquímicamente competentes (que serán los elegidos) se unen a esta sustancia, mientras que los inmaduros circulan con libertad. Con este procedimiento, apuntan los especialistas, se “simula un paso clave en el proceso de fertilización natural“.

La utilidad de esta técnica ha sido probada con éxito en hombres cuyos espermatozoides por sí mismos serían incapaces de penetrar el óvulo: un 15% de los que se someten a una in vitro, según las investigaciones realizadas por Kathryn Worrilow, especialista en anatomía y fisiología celular de la Universidad de Pensilvania (EE.UU).

El último estudio de esta experta, en el que han participado 800 parejas, revela que la tasa de embarazo con este método de selección se incrementa en un 13%. Asimismo, la selección fisiológica redujo el porcentaje de abortos posteriores a la implantación.

 

Por otro lado también existe la técnica de la inyección introcitoplasmática de espermatozoides seleccionados morfológicamente abreviada como IMSI. Es una técnica revolucionario en su campo ya que también permite la elección del mejor espermatozoide para la reproducción asistida. Se estima que con estas nuevas técnicas se han aumentado las probabilidades de quedarse embarazada entre un 20 y un 33% más que anteriormente. En indudable que el paso del tiempo mejorará cada vez más las técnicas de reproducción asistida y que por lo tanto, las parejas que no puedan tener hijos de forma convencional tendrán cada vez más opciones para conseguirlo gracias a la ciencia.

Leer entrada anterior
El ministerio de la Ciencia e innovación subvencionó 7 cocineros en 2009…

¡ 7 millones de euros para 7 cocineros ! Real Decreto 1640/2009, de 30 de octubre, por el que se

Cerrar