La intolerencia alimentaria en perros: ¿existe?

Nuestros perros, como seres vivos que son, también pueden padecer una gran cantidad de las enfermedades que padecemos los humanos. En este post vamos a hablar de la intolerancia alimentaria que pueden padecer los perros, como diagnosticarla y vamos a ver como tratarla. Si no somos especialistas en la materia, es verdad que podemos confundir la intolerancia alimentaria de nuestro animal con una alergia alimentaria por lo tanto es importante llevar a nuestro can al veterinario si detectamos algunos de estos síntomas.

¿Cómo diferenciar la intolerancia de una alergia alimentaria?

Los veterinarios diferencian una intolerancia de una alergia alimentaria en el perro a través de los síntomas. Algunos de ellos son comunes en ambas patologías, como la diarrea, pero en el caso de las alergias a los alimentos, aparecen signos específicos que no se presentan en las intolerancias. Algunos de los más repetidos son lostrastornos respiratorios en el perro y los cutáneos, urticaria o prurito. Una alergia alimentaria implica, frente a la intolerancia, una reacción del sistema inmunológico del can.

Sin embargo, cuando el perro no tolera un alimento, reacciona de manera habitual con problemas digestivos, como vómitos, gases y diarrea.

¿De qué manera se diagnostica la intolerancia alimentaria del perro?

Averiguar los alimentos a los que el can tiene intolerancia es fundamental en el diagnóstico de las intolerancias alimentarias. Los veterinarios utilizan para ello varias técnicas.

“Una de ellas es un análisis de sangre para detectar inmunoglobulinas o determinados anticuerpos”, explica Ignacio Arija, veterinario y experto en nutrición animal de la Universidad Complutense de Madrid. No obstante, esta prueba a través de la sangre del perro no resulta del todo fiable y hay que complementarla con otros exámenes, matiza.

En otros estudios se comprueba la reacción de la piel del perro (dermoreacción) al contacto con determinadas sustancias. Estos análisis, sin embargo, resultan complejos y, en ocasiones, poco prácticos.

Por ello, lo más habitual es utilizar la prueba del eliminación alimentaria, que consiste en ofrecer al perro una dieta hipoalergénica durante ocho semanas. Esta técnica de diagnóstico es similar a la que se usa con un perro que padece alergia alimentaria.

¿Cómo se trata la intolerancia a los alimentos del can?

Los perros que padecen intolerancia precisan una dieta hipoalergénica de por vida, a base de piensos hidrolizados, para evitar situaciones de intolerancia a los alimentos.

Los veterinarios suelen recomendar unadieta casera elaborada bajo su supervisión. La intolerancia a los alimentos del perro puede remitir con tiempo, por ello el veterinario puede repetir las pruebas para determinar si el perro comienza a admitirlos sin problemas.

 

Y aunque no podemos saber si un perro padecerá o no una intolerancia alimentaria antes de nacer, existen unas cuantas razas (como el bulldog francés o el bóxer) que suelen ser más propensos a padecer esta enfermedad. Es importante que todo perro sea alimentado correctamente por su madre durante sus primeras semanas de vida, para generar una gran cantidad de anticuerpos que le servirán toda la vida.

Leer entrada anterior
Perder peso contando con el criterio de un medico

Empezar una dieta en solitario puede conducir al fracaso en el empeño de perder peso. La dieta provoca en el

Cerrar