Los peces, incapaces de sentir el dolor

Según un estudio de un grupo de científicos américanos de la universidad de Wyoming, los peces serían incapaces de sentir dolor en ninguna parte de su cuerpo. Pese a los resultados obtenidos en otros estudios previamente llevados a cabo, parece que los peces no tienen un sistema neurológico suficiente para sentir de forma consciente el dolor.

Sienten simplemente un reflejo de auto protección

De esta forma, cuando un pez es pescado, su reacción es completamente inconsciente, por falta de nociceptores (los receptores sensoriales que transmiten el mensaje al cerebro). En el cuerpo humano, estos receptores del dolor mandan primero un mensaje que activa nuestro reflejo de protección (quitar la mano de un lugar que quema, por ejemplo) y después mandan la información al cerebro avisando de que se trata de una sensación desagradable. El cerebro finalmente lo interpretar según la sensibilidad de cada uno.

En el caso de los peces, los receptores de dolor sólo activarían el reflejo de protección, sin enviar ningún mensaje de dolor al cerebro ya que, el neocortex de los peces no está tan desarrollado como el de los humanos. De ésta forma, cuando inyectamos una solución ácida en la boca de una trucha, ésta se frotará la boca en el fondo del río y estará más alterada, pero en ningún caso sentirá el dolor, aseguran los científicos americanos.

Esto no significa que podamos torturar peces a partir de ahora: “El bienestar de los peces de muy importante, pero la pesca y la ciencia también lo son, nos indica el profesor Robert Arlinghaus, uno de los científicos de la universidad de Wyoming. Existen debates acerca de esta cuestión y los pescadores suelen ser tachados de sádicos crueles. Es un conflicto inútil” asegura el profesor Arlinghaus.

Leer entrada anterior
Un “hacker” en el estómago

Un revolucionario dispositivo similar a un marcapasos detecta cualquier alimento que el paciente ingiere y envía impulsos eléctricos al cerebro

Cerrar