¿Qué hacer cuando está en posesión de un billete falso?

Desprenderse de un billete falso o intentar pagar con él suele ser una práctica muy realizada en nuestra vida cotidiana, pero, esto, resulta ser una falta o un delito penal. Ahora, con las compras navideñas y de Reyes, se realizan muchos pagos y transacciones y puede ocurrir que llegue a nuestra cartera un billete falso. Lo correcto es informar a la policía mediante una denuncia o entregarlo a una comisaría, pero nunca pagar o deshacernos de él. Además, ¿cómo saber su autenticidad?

¿Qué hay que hacer si me dan un billete falso?

En estos días de compras y prisas, conviene prestar especial atención a los billetes que se reciben en los cambios, ya que, entre todos, se puede colar alguno falso. Aunque los actuales billetes de euro incorporan muchos elementos de seguridad de una gran complejidad técnica, siempre hay quien es capaz de falsificarlos, sobre todo los de 50 euros. Por ello, para evitar ser víctima de los falsificadores, es necesario mantener la vigilancia y estar bien familiarizados con los billetes y monedas, con su diseño y sus elementos de seguridad: impresión calcográfica, marca de agua, hilo de seguridad, etc.

Si creemos que el billete que nos han dado es falso, o lo tenemos, conviene actuar del siguiente modo:

  • Si es posible, no hay que aceptarlo sino retenerlo y avisar a los servicios de seguridad (privada o policía).
  • Ante la duda, también se puede acudir a una entidad bancaria para comprobar si el billete es bueno o no. El banco, que está obligado a retener los billetes que piense que puedan ser falsos, lo enviará al Centro Nacional de Análisis (C.N.A.) del Banco de España para que dictamine. Hay que pedir en la entidad un justificante, porque si el billete resulta ser legal, se puede recuperar el dinero.
  • Además, también es posible presentarlo personalmente en una sucursal del Banco de España, o enviarlo por correo certificado a la siguiente dirección postal:

Centro Nacional de Análisis

C/ Alcalá, 48

28014 Madrid.

  • Cuando, a pesar de todas las precauciones adoptadas, se ha recibido un billete falso, hay que ponerlo en conocimiento de la policía. Se puede interponer una denuncia o entregarlo en una comisaría. De esta forma, los expertos en falsificación de moneda de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado sabrán de la situación y podrán actuar.

¿Cómo detectar un billete falso?

El Ministerio de Interior da una serie de consejos para comprobar la autenticidad de los billetes. No se requieren medios técnicos especiales, y las reglas esenciales son cuatro operaciones muy sencillas:

  • Tocar: hay que palpar la impresión “en relieve”. El especial proceso de impresión utilizado dota a los billetes de un tacto inconfundible. Las iniciales del banco Central Europeo, las cifras que indican el valor del billete y los motivos de ventanas y puertas son ásperos al tacto, aunque conviene tener en cuenta que el paso del tiempo y el uso pueden restar eficacia a estas características.
  • Mirar: el billete se debe mirar al trasluz. Así, se verá la marca de agua, el hilo de seguridad y el motivo de coincidencia, elementos perceptibles por las dos caras del billete.
  • Girar: hay que girar el billete. En el anverso de los billetes de menor valor, se puede ver la imagen cambiante de la banda holográfica, y en el reverso, el brillo de la banda iridiscente. En los de valor más elevado, en el anverso se aprecia el holograma, y en el reverso, la tinta que cambia de color.
  • Comprobar: siempre hay que cerciorarse de todos los elementos de seguridad para asegurarse de que el billete es auténtico.

Finalmente, lo que nunca debe hacerse y es la práctica más frecuente es desprenderse del billete intentando pagar con él alguna compra. Si se hace esto, y el vendedor puede denunciarlo, en función del valor del billete se podría incurrir en un delito (si excede de 400 euros) o en una falta penal (si es igual o no pasa de 400 euros). Aunque no es posible hacerlo siempre, tome las precauciones necesarias.

Leer entrada anterior
¡Aprovecha las ventajas del Plan PIVE 5 y compra un coche!

Suena una locura comprar un coche en estos tiempos de crisis, pero, tras la aprobación por parte del Gobierno del

Cerrar