5 consejos para dejar de ser becario y conseguir el empleo

Si tu objetivo es conseguir un puesto en la empresa en la que colaboras a título de becario y aspiras a más, deberías seguir una serie de pautas.  A continuación se presentan a tu rescate algunas actitudes especialmente valoradas en el ámbito empresarial y claves para elaborar un plan de acción que nos ayude a conseguir ese puesto que deseamos a título de empleado real en la empresa, y no quedarse con la ganas siendo un becario temporal.

Ante todo es bueno que sepas que para una empresa contratar a un becario permite evaluar a esa persona antes de su posible contratación si consigue transmitir la actitud y las capacidades que busca la empresa. Es en cierta parte un ventaja que tiene pues la empresa puede conocerle más a fondo que si se presentara de la nada postulando para un puesto.

Primero: Identifica la cultura corporativa y adáptate a ella. No se trata de transformarnos en otra persona sino de tener en cuenta esa cultura para adaptarnos dentro de nuestra identidad. A veces es más importante encajar que ser muy bueno.

Segundo:Escucha con filtro los consejos de los amigos o familia, tú tienes más información que nadie para hacer un plan efectivo. Con la mejor intención del mundo pueden transmitirte falsas  creencias que no te hagan ningún favor. Conoces a la empresa desde dentro, ves todos los días como trabajan, lo que les gusta y lo que no les gusta tanto, tienes identificadas a las personas clave, aquellas que tienen algo que decir en materia de contrataciones.  Si lo piensas detenidamente dispones de muchísima información útil.

Tercero : Traza un plan de acción por escrito desde los primeros días. Confía en tus recursos, seguro que pensado un poco se te ocurren cosas interesantes que puedes hacer para obtener tu primer empleo dentro de esa empresa. Desde mostrar tu valía a las personas adecuadas, hasta  hacer saber que te desenvuelves muy bien en el área que está creciendo dentro de la empresa.

Cuarto: Evalúa si tu objetivo es realista o no lo es desde una perspectiva optimista. Si creemos firmemente que podemos pasar de becarios a empleados  es mucho más fácil que cada de nuestros gestos transmita un sentido de pertenencia a la organización, algo sutil  pero que los especialistas en selección y directivos huelen a kilómetros y valoran mucho. Somos lo que pensamos.

Quinto: Muestra con tus palabras y acciones que te interesa trabajar en esa organización en concreto. Generalmente a un colaborador junior no se le suele pedir un gran CV, ya que está comenzando su carrera y no puede justificar mucho más allá de un determinado nivel formativo y una experiencia muy limitada. A cambio sí que se le suele pedir un alto grado de motivación y de compromiso, que anticipe las ganas de aprender y de crecer en la empresa.

No hay una lista exhaustiva de todo lo que tienes que hacer para conseguir el puesto deseado para pasar de ser becario a pertenecer a la plantilla de la empresa y hay muchos consejos disponibles. En este artículo más consejos útiles para conseguir el empleo en la empresa en la que eres becario

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad