Buscar en toda la web de Vaima.com

La conexión por cable Ethernet más segura, la conexión por Wi-Fi más cómoda

Hoy en día la mayoría de los hogares españoles están equipados con una conexión a internet. Los routers de los que disponemos hoy en día nos permiten además, navegar a gran velocidad sin cables mediante una conexión Wi-Fi cuando estemos en un área de unos 10-20 metros del router. Y aunque es verdad que el Wi-Fi es más cómoda para todos los efectos, también puede reducir drásticamente el velocidad y el rendimiento de la conexión en más del 60%. En este post vamos a ver las diferencias entre conexiones por cable y conexiones por Wi-Fi.

Estándares, alcances e interferencias

El primer estándar utilizado en entornos domésticos fue 802.11b, con una velocidad máxima de 11 mbps. Después se ha pasado a los siguientes 802.11g y 802.11n, con una conexión límite de 54 y 300 mbps. Cada evolución ha supuesto una mejora en las condiciones máximas, aunque no siempre reales, de acceso. Sin embargo, esta velocidad no siempre se cumple, ya que intervienen diferentes factores asociados al entorno donde se encuentre el usuario.

Esto es debido a interferencias con otros dispositivos que trabajan en un rango del espectro cercano al wifi, así como lapérdida de señal motivada por la distancia al router o barreras naturales como paredes y muros. Por esta razón, se trabaja en el desarrollo de un nuevo estándar, 802.11a, que funciona en la banda del espectro de los cinco gigahercios. En esta banda no existe tanta saturación como en la de 2.4 gigahercios, pero por contra, su alcance es mucho menor. Por tanto, está indicado para usos concretos.

Pérdidas de velocidad más de un 60%

Según un estudio realizado por el portal Testdevelocidad.es entre tres millones de muestras válidas entre el primero de enero y el 31 de marzo de 2012, el rendimiento de las conexiones sin cables de banda ancha tiene una caída de hasta un 62,4%. Para ello, los investigadores han medido la fluctuación de las conexiones a Internet así como su variación a lo largo de un tiempo estimado.

Señala este portal que la pérdida de aprovechamiento es mayor conforme la velocidad de conexión a Internet contratada sea mayor. Es decir, los clientes con conexiones a Internet de 20, 50 o 100 megabytes por segundo suelen tener una caída de rendimiento superior al 50%, según el proveedor de acceso a Internet contratado.

Una de las causas de este descenso está en la forma en que se envían y se reciben los datos. Mientras una conexión wifi funciona mediante una señal de radio que no permite que el envío y la recepción de datos se pueda realizar de forma simultánea (“half-dúplex”), las conexiones de cable Ethernet sí pueden funcionar de manera que los datos se envíen y se reciban al mismo tiempo (“full-dúplex”). En este sentido, algunos investigadores trabajan desde hace años en encontrar una forma de convertir las redes wifi en “full-duplex” para duplicar su capacidad actual.

Por otro lado, protocolos de seguridad inalámbrica como WEP, para controlar el acceso no autorizado a una red wifi, se pueden saltar de forma sencilla. Por este motivo, existen otros protocolos más seguros como WPA2, así como diferentes técnicas para mitigar el acceso no autorizado. Sin embargo, en muchas empresas las redes inalámbricas están prohibidas por seguridad.

 

Las conexiones inalámbricas aunque mucha más cómodas, son también menos seguras. Uno de los puntos positivos del cable Ethernet es por lo tanto, su velocidad y su seguridad. Es uso del cable es aconsejable para dispositivos que necesiten una conexión segura, estable y muy rápida. De la misma forma, cuando se quiera utilizar la conexión para ver películas en streaming o para jugar a videojuegos, es muy recomendable el uso del cable Ethernet, ya que permitirá un envío de datos mucho más rápido y estable.

Leer entrada anterior
2014, año en el que mente y cuerpo serán tecnología

Termina el año 2013 con sus pros y sus contras en el mundo de la tecnología. Sin embargo, el 2014...

Cerrar