Signos tempranos de una pérdida auditiva en los bebés

La pérdida de audición puede provocar retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje. Nunca es demasiado pronto para ayudar a su hijo a aprender el lenguaje.

Si le preocupa la audición de su hijo, pida a su médico que le remita a un audiólogo para que le haga pruebas de audición.

Utiliza los hitos de la comunicación para comprobar el desarrollo del habla y el lenguaje de tu bebé y tu hijo. Si le preocupa, puede obtener ayuda del programa preescolar de habla y lenguaje Early Expressions.

Cuándo comprobar la audición de tu hijo
Debería revisar la audición de su hijo si observa alguno de los siguientes aspectos

Escucha la televisión o la radio a un volumen más alto que otros niños
Se sienta más cerca del televisor cuando el volumen está bien para los demás
Pide que le repitan las instrucciones
Se distrae fácilmente o le molesta el ruido de fondo
Tiene dificultades para distinguir los sonidos
Tiene problemas para prestar atención
Tiene problemas de habla y lenguaje, de aprendizaje o de comportamiento.
Se queja de dificultad para oír o de oídos tapados
Responde de forma inadecuada a las preguntas
Observa a los demás para copiar lo que hacen
Tiene que levantar la voz para llamar la atención de su hijo
Muestra una respuesta inconsistente al sonido
Observa atentamente la cara del interlocutor para entender lo que está diciendo
Gira la cabeza para mirar la fuente de sonido
Habla en voz baja o alta
Proteger la audición
El oído de un bebé es muy sensible y puede resultar fácilmente dañado por los sonidos fuertes. Los canales auditivos de un bebé son mucho más pequeños que los de un adulto. Cuando los sonidos entran en el canal, se vuelven más fuertes.

Los juguetes y juegos ruidosos pueden causar daños en el oído.
Si un juguete suena fuerte para un adulto, es mucho más fuerte para un bebé o un niño.
Los juguetes no deben superar los 80 u 85 decibelios (por ejemplo, el despertador).
Los datos sobre la audición:
Es poco probable que los sonidos de menos de 80 decibelios provoquen una pérdida de audición.
La pérdida de audición se produce cuando las diminutas células ciliadas del oído interno resultan dañadas por los sonidos fuertes. La exposición constante a sonidos moderadamente fuertes (es decir, más de 80 decibelios) daña las células ciliadas del oído interno. Con el tiempo, estas células mueren y se produce una pérdida de audición permanente.
Las exposiciones breves a sonidos extremadamente fuertes pueden causar daños permanentes.
Si tiene que gritar para que le oigan, debe evitar la situación o utilizar protección para los oídos.
Los dispositivos de escucha personales (por ejemplo, los iPod®) pueden alcanzar un máximo de 115 decibelios, que es lo suficientemente alto como para causar una pérdida de audición permanente con un uso prolongado.
Los sonidos cotidianos pueden afectar a la audición de su hijo.

Niveles normales

Voz susurrada – 35 decibelios
Conversación normal – 60 decibelios
Niveles muy altos
Aspiradora – 70 decibelios
Reloj despertador o tráfico urbano – 80 decibelios

Niveles extremadamente altos

Restaurantes – 90 decibelios

Juguetes ruidosos

Cortacésped, herramientas de taller, tráfico de camiones o metro – 90 decibelios
Motocicleta – 95 decibelios
Moto de nieve, sierra de cadena, taladro neumático o discotecas – 100 decibelios
Helicóptero – 105 decibelios
Dispositivos personales de escucha como reproductores de música portátiles utilizados a niveles máximos – 115 decibelios

Niveles de ruido peligrosos

Música rock amplificada, ensayo de una banda, equipo de música de un coche, sirena de una ambulancia, despegue de un avión, motocicletas o petardos – 120 decibelios
Martillo neumático – 130 decibelios
Armas de fuego o motor de avión – 140 decibelios
Pico de música rock – 150 decibelios

Niveles inseguros de exposición

Muy alto – 85 decibelios. La exposición prolongada a cualquier ruido por encima de 80 a 85 decibelios puede provocar una pérdida gradual de la audición
Extremadamente alto – 100 decibelios. No se recomiendan más de 15 minutos de exposición sin protección.
Peligrosamente alto: más de 110 decibelios. Una exposición regular de más de un minuto conlleva el riesgo de pérdida auditiva permanente.

Protéjase y proteja a su hijo del ruido

La mejor manera de proteger el oído es evitar las situaciones ruidosas. Cuando no se puedan evitar los ruidos fuertes, ayude a reducir el riesgo de daños:

Usando protección auditiva como orejeras, tapones de espuma, tapones premoldeados y tapones para el canal auditivo.
Usando tapones para los oídos para los ruidos de baja frecuencia y orejeras para los ruidos de alta frecuencia.
Tener un sello de aire completo entre el protector auditivo y la piel, reduciendo los niveles de ruido entre 15 y 30 decibelios.
Adquirir orejeras para bebés y niños pequeños.
Limitar el uso y el nivel de volumen de los dispositivos de escucha personales, como los reproductores de música portátiles.

 

  • Nuk Cinta Sujeta Chupetes
    una solución cómoda y sencilla para prevenir caídas y pérdidas del mejor accesorio de tu bebé, su compañero y amigo el chupete.
  • Elvie Catch Copas Recolectoras de Leche 2 unidades
    copas de recogida de leche antideslizantes y reutilizables. diseñadas para una total comodidad y confianza, incluso para las mamás que sufren importantes fugas de leche. con silicona antideslizante que evita las pérdidas, además de que su diseño facilita la colocacíón en el pecho (hasta 3 horas de sujeción). 30ml de capacidad por copa. apto para lavavajillas. sin bpa, ni ftalatos. 
  • Esteve Audimer Suero Marino Isotónico 60ml
    Agua de mar natural, isotónica y sin productos químicos, que permite limpiar el conducto auditivo de forma eficaz, delicada y segura. Su aplicación diaria contribuye a prevenir la acumulación de cerumen y proporciona una agradable sensación de frescor y limpieza en los oídos.- Apto para adultos, niños/as y bebés a partir de 6 meses.
  • Bottega Verde Tratamiento contorno de ojos - iluminador y efecto tensor- con Beautyfeye y extractos botánicos del Mediterráneo (15 ml) - pieles maduras
    Un tratamiento específico para la delicada zona del contorno de los ojos, formulado para combatir los signos del cansancio, la pérdida de tonicidad y las arrugas. Su fórmula densa es un concentrado de ingredientes activos seleccionados, entre los cuales destaca Beautyfeye , una verdade...
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad