Ponderando la importancia de los buenos tapones de corcho

En una página como la nuestra, donde hablamos en muchas ocasiones de aquellos negocios que más nos llaman la atención o de los que funcionan de una forma más adecuada en plena crisis, hoy queríamos echarle un vistazo a una  cuestión que se pone de manifiesto cada vez que destapamos una botella de vino, de sidra, de cava o de champán: los tapones de corcho.

En efecto, estamos ante un elemento pequeño, diminuto, que parece insignificante… Pero que actúa de manera directa en la conservación adecuada de un buen caldo, ya que su importancia es directa a la hora de impedir el paso de elementos oxidantes que estropeen el líquido que guarda la botella.

Está claro que antiguamente el proceso de fabricación del corcho era muy artesanal, ya que había que elaborarlos después de que los alcornoques fuesen despojados de la corteza, trasladada ésta con monturas animales hasta la fábrica y obteniendo los citados tapones con métodos que podríamos llamar tradicionales. Sin embargo ahora mismo, aunque se sigue respetando la calidad de la materia prima y se escoge para ello el corcho de mejor calidad y el que menos problemas presenta, hay que admitir que la tecnología ha llegado a este tipo de fabricación de tapones para botellas.

Lo mejor de todo es que tú mismo puedes comprobar que lo que estamos diciendo es cierto. Lo único que tienes que hacer para ello es conocer el mejor sitio para ello, ya que visitando Gruartlamancha.com encontrarás una empresa dedicada al mundo del corcho que aúna en un mismo negocio la calidad de antaño con la excelencia que ahora mismo la tecnología nos aporta.

gruartnuevo

Por eso podríamos afirmar, sin ningún género de dudas, que cada vez que descorchamos una botella que ha sido sellada con uno de los tapones de Gruart La Mancha estamos extrayendo un elemento que, aunque pequeño, reúne en su alma la calidad más certificable y el proceso de elaboración más genuinamente moderno. Así tendremos la seguridad de que degustar un buen vino de Valdepeñas o cualquier otro caldo que haya sido tapado por un corcho de esta empresa será un placer para los cinco sentidos. Y todos sabemos que el ritual de beberse una copa de vino no es únicamente el que nos agrade el paladar cuando pasa por nuestra garganta, sino tener la certificación de que además de todo eso la fase olfativa y la visual se complementan a la perfección. Pero para que todo eso se refrende de la mejor manera antes hay que elegir un buen tapón de corcho.

Leer entrada anterior
El alquiler de casas y chalets gana terreno a la compra

En España, un alto porcentaje de las viviendas principales están en propiedad y un 15,4%  se encuentran en régimen de

Cerrar