La meta es conseguir una entrevista de trabajo

Para conseguir un puesto de trabajo hay, en primer término, que captar la atención de la persona encargada de hacer la selección y para ello se hace necesaria la presentación de un currículum bien estructurado y que muestre de una manera clara y concisa que se está capacitado para el puesto ofertado.

No hay que olvidar que el objetivo a conseguir una vez presentado el currículum es la entrevista de trabajo y para que esto sea posible se debe aportar algo que tenga un valor añadido sobre el resto de candidatos.

El departamento de recursos humanos de una empresa recibe muchísimos currículos y todos ellos son muy parecidos, por ello, hay que saber diferenciarse del resto para conseguir atraer la atención del seleccionador. Si se opta por el currículum en papel físico, una manera de llamar la atención del empleador puede ser usar un papel de calidad distinto al de la mayoría y saber hacer un uso (y no abuso) de los subrayados y de las negritas así como de una buena redacción sin faltas de ortografía para que quien lo lea no caiga en el aburrimiento.

Si a la hora de conseguir trabajo se envía el currículum por correo electrónico, lo más aconsejable es acompañarlo de una carta de presentación en la quede evidente que el candidato está informado de cuál es la actividad a la que se dedica la empresa a la que opta, así como de cuales son los objetivos y la política de dicha empresa.

En cuanto al contenido del currículum, no debe ser el mismo para todos los puestos de trabajo a los que se opten; lo más aconsejable es escribir uno para cada oferta de empleo en el cual se resalten los valores, la formación y la experiencia que más se adecuen al puesto ofertado. Los expertos aconsejan que la extensión del currículum debe de ser como máximo de dos folios, y en cuanto al modelo se puede elegir entre:

– modelo cronológico. Es el adecuado en los casos en que se tenga mucha formación pero poca experiencia laboral.

– modelo funcional. Este modelo consiste en agrupar por temas los datos y la experiencia.

Cuando se consigue llegar a la entrevista de trabajo, el aspirante debe saber exponer, en un tiempo máximo de 45 minutos, las cualidades y conocimientos que posee y que lo hacen el idóneo para ocupar el puesto vacante.

Una de las claves a la hora de la entrevista de trabajo es saber tener una actitud positiva y saber presentar los aspectos negativos como puntos a favor.

Leer entrada anterior
El pago por click de Adwords mejor herramienta de marketing del 2016

Poseo un pequeño negocio y  quería vender mis productos online. Al igual que mi competencia quería destacar, que mi tienda cogiera

Cerrar