¿Me paso a una tablet o sigo utilizando un ordenador?

Desde que empezaron a salir a la venta en nuestra mercado los Smartphones y las tablets, la venta de ordenador de mesa o portátiles ha sufrido una gran caída. Para muchos, estos nuevos dispositivos son más cómodos, pesan menos y suelen ser más económicos que los ordeandores. Para otros, existe una gran cantidad de herramientas y funcionalidades que una tablet no les permite hacer y por lo tanto, eligen los ordenadores. Existe una gran diferencia entre ambos dispositivos y la elección final dependerá de las funcionalidades que necesitamos cada uno. En este post vamos a ver si sigue mereciendo la pena comprar y utilizar un ordenador o si por el contrario es mejor comprar una tablet.

Las tabletas no lo pueden hacer todo

Los usos antes comentados se pueden realizar desde una tableta o un teléfono móvil de última generación, sobre todo en lo concerniente al consumo de contenidos digitales. Sin embargo, para las tareas más complejas, como son la mayoría de las que implican producción de textos y archivos multimedia y su posterior edición, aún es necesario un ordenador.

Una alternativa ocasional puede ser empleo de accesorios que conviertan la tableta en algo similar a este, pero desde el punto de vista ergonómico, son complementos poco aconsejables, ya que a la larga su abuso puede generar lesiones. Hay que tener en cuenta que el tamaño del ordenador y la necesidad de manejarlo desde una silla (el modo más correcto) están pensados para preservar la salud del usuario, algo no tan importante en las tabletas dada su ligereza.

El mayor tamaño de la pantalla, así como el uso de periféricos como teclado y ratón, también son puntos a favor de conservar en casa al menos un ordenadorpara las ocasiones de trabajo productivo. De nuevo hay que tener en cuenta que favorecen tanto a la vista como a la espalda y las extremidades. Quienes hayan usado una pantalla táctil para teclear con frecuencia tal vez conozcan laslesiones por esfuerzo repetitivo. No es lo mismo la edición rápida de un texto en una tableta, que tener que escribir un documento de varias páginas desde uno de estos dispositivos portátiles. También hay tareas que se realizan de forma más cómoda y rápida mediante un teclado y un ordenador, como copiar información entre diferentes documentos, gestionar bases de datos o editar una hoja de cálculo.

El software también cuenta

A pesar del aumento exponencial de las aplicaciones disponibles en tiendas comoA pp Store de Apple o Google Play en Android, las posibilidades que permiten los programas existentes para un ordenador no las ofrecen ni las tabletas ni los teléfonos móviles. El potencial de un programa de escritorio resulta muy superior.

Por este motivo, la estrategia de muchas empresas y fabricantes de ordenadores y software, como Apple, Microsoft o Google, es crear un ecosistema de dispositivos alrededor de sus servicios on line que no olvide ni ordenadores ni tabletas. Es decir, que los usuarios cuenten tanto con unos y otros para no depender de ningún dispositivo en concreto y poder así utilizar cada aparato según le convenga, pero siempre sobre la misma base de escritorio cuyo contenido quede almacenado en un servidor de la “nube” y se sincronice entre todos.

 

Por una parte, los smartphones y las tablets son dispositivos muy cómodos a la hora de tener que realizar varios viajes ya que además, podemos añadirles fácilmente una tarifa de datos para poder navegar por internet donde sea. Por otra parte, las posibilidades que permiten los programas existentes para un ordenador no las ofrecen ni las tabletas ni los teléfonos móviles. Y aunque es verdad que el ordenador ha perdido el primer puesto del hogar, sigue siendo uno de los dispositivos más importantes y con más funcionalidades a nivel tecnológico del hogar.

Leer entrada anterior
La última creación de Samsung: el Samsung Galaxy S IV

La eterna batalla entre Samsung y Apple continúa. Y aunque mucho de los competidores quieren intentarlo a su manera, a

Cerrar