Ventajas e inconvenientes de la fotodepilación

Ahora es el momento ideal para comenzar con la fotodepilación. Tendrás tiempo suficiente para aplicar un número de sesiones efectivas antes del próximo verano.

¿En qué consiste la fotodepilación? ¿Cómo eliminamos el vello?

En cada visita a su centro de estética se elimina el vello en fase de crecimiento gracias a que a través de su propio tallo transportaremos la energía que destruirá la raíz del mismo.

¿Porqué varias sesiones?

Los folículos en reposo no tienen tallo, por lo que no pueden ser eliminados mediante fotodepilación. Por ello, necesitaremos varias sesiones para eliminarlos definitivamente. El vello se va eliminando de manera progresiva, reduciendo la densidad y siendo éste cada vez más fino. Después de las primeras sesiones, no sólo comprobamos que hay menos vello, sino que además tarda más en volver a salir, prolongándose así el intervalo entre sesiones.

¿Puedo hacer mi vida normal?

Claro. Tan solo debes tener ciertas precauciones y no utilizar sistemas de depilación que eliminen el pelo de raíz -depilación con cera, pinzas…-, ya que resta eficacia al tratamiento.

¿Es seguro?

Tras elaborar un diagnóstico por parte de unos profesionales en los que se realizan disparos de prueba para comprobar la reacción de la piel en la zona a tratar, podremos depilar tanto el vello facial como el de las zonas corporales más sensibles. Durante la sesión notaremos ciertas molestias, pero en ningún caso dolor.

¿Cuánto dura cada sesión? ¿Cada cuánto he de realizar una sesión?

Es una tratamiento rápido. La duración depende de la zona. Desde 15 minutos unas axilas o ingles hasta 1 hora unas piernas completas. Después de cada sesión se puede continuar la actividad normal ya que tras el tratamiento sólo queda una ligera sensación transitoria de calor en la piel, que tarda unas horas en desaparecer. Al inicio del tratamiento, acudiremos al salón una vez cada 6-8 semanas, espaciándose las visitas según avance el tiempo.

Otros beneficios de la fotodepilación

Aunque el objetivo de la fotodepilación es la destrucción del folículo piloso via la generación de calor en torno a la melanina que contiene el tallo del pelo, los beneficios de esta tecnología son múltiples:

– Depilación permanente en poco tiempo

– Eliminación de pelos enquistados y los problemas de foliculitis, abscesos o infecciones derivadas del folículo.

– La piel mejora, no sólo aumentado su suavidad sino también su elasticidad.

– Combate el hirsutimo o exceso de vello, hidrosadenitis o ciertos quistes.

Puntos en contra:

– El precio puede variar según el centro de belleza al que acudas, pero en general suele rondar por 50-100 euros, dependiendo de la zona que elijas. Y hay que contar con unos 6-10 sesiones por zona.

– No podrás exponer tu zona fotodepilada al sol durante los 30 días previos a una sesión, y los 30 días después de la última sesión. Por eso es recomendable que se haga en invierno. Esto se debe a que el láser es fotosensible y de no proteger nuestra piel podrían aparecer manchas.

 

A pesar esto, cuando termines con todas las sesiones de fotodepilación, es una gozada poder olvidarse de tener que depilarse. ¡Y sobre todo en verano!

Leer entrada anterior
Cuanto cobrar por tu servicio de consultoria

Una de las mayores dudas de un profesional es cuanto cobrar por su trabajo de consultoría o mentoría. Por ejemplo,

Cerrar