Actualidad sobre la Esclerosis múltiple

Actualmente salen a la luz nuevos medicamentos aprobados por el Ministerio de Sanidad español que brindan tratamiento en los síntomas de los pacientes con esclerosis múltiple. Aunque simplemente serían paliativos por lo que se sigue buscando una cura real.

La esclerosis múltiple afecta aproximadamente a 46.000 personas en España y de acuerdo a la Sociedad Española de Neurología (SEN), es la segunda causa de discapacidad más común en los jóvenes tras un accidente de tráfico. Es una enfermedad que se caracteriza por generar la inflamación crónica del tejido cerebral, respuesta que está actualmente siendo investigada, para encontrar una potencial cura a la enfermedad.  Entre el 65% y 85% de los pacientes tienen dificultades para caminar, dado que la enfermedad causa una pérdida de fuerza y falta de coordinación. Es por este motivo, que el Ministerio de Sanidad autoriza la comercialización de fármacos que mejoran la movilidad de las personas que padecen esclerosis múltiple.

La movilidad reducida de los afectados

Uno de los trastornos que más comúnmente sufren los pacientes con EM es la dificultad para caminar, que en general afecta entre un 64% y 85% de los pacientes, con una gravedad variable.

En el transcurso de los primeros 5 años de la enfermedad (desde el momento en que comienzan los síntomas), hasta un 40% de los afectados puede sufrir trastornos de movilidad.

La disminución en la movilidad se genera a partir de la pérdida de la fuerza, la falta de coordinación, las alteraciones sensitivas o una combinación de todos ellos.

¿Una potencial cura?

Según explica un estudio, la manera de combatir la inflamación del tejido cerebral podría encontrarse en la sangre. Específicamente podría localizarse en un tipo de célula que pueden combatir las células que dan lugar al sistema inmune hiperactivo, precisamente el que genera la inflamación en primer lugar.

Las células de la sangre que podrían hacer frente a las células T (células inmunes hiperactivas) forman parte de la familia de linfocitos y elaboran las moléculas que suprimen las funciones de la célula T. Al estimularlas, los investigadores notaron una disminución significativa en la inflamación del tejido y así reduciendo las enfermedades relacionadas, como es el caso de la esclerosis múltiple.

Esto supone un avance muy importante para el tratamiento de la esclerosis múltiple y abre nuevas posibilidades a la creación de fármacos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad