¿Me hago Freelance? Ventajas e inconvenientes

Es posible que en los últimos tiempos, viendo las dificultades existentes a la hora de encontrar un trabajo adaptado a tus necesidades y que te ofrezca un sueldo digno, hayas pensado seriamente en la posibilidad de hacerte freelance e iniciar tu andadura profesional en solitario.

 

Esta es una opción a la que cada vez se acogen más personas, pero que como puedes imaginar, tiene sus ventajas e inconvenientes, y a continuación te los vamos a contar todos. Presta atención, toma nota y decídete.

Ventajas de hacerte freelance

 

Sé tu propio jefe

Una de las principales ventajas de hacerte freelance es que tú serás tu propio jefe, lo que te permitirá disfrutar tomar tus propias decisiones sin tener que depender de nadie más, así como tener una mayor flexibilidad en tu día a día, siendo tú el que decida el horario que debes cumplir en tu día a día en función de las necesidades.

Eliges tu lugar de trabajo

Olvídate de tener que pasar una hora en metro o tener que sufrir interminables atascos para llegar a tu puesto de trabajo, ya que si te haces freelance podrás decidir tu lugar de trabajo. Mucha gente incluso decide trabajar desde casa, aunque nosotros te recomendamos buscar tu propia oficina, ya que disfrutarás de un espacio de trabajo más adecuado y te permitirá contratar a un empleado en el futuro si fuera necesario.

No te preocupes por el desembolso económico, ya que actualmente hay una gran variedad de locales de bancos que han sido embargados y que están disponibles a precios muy bajos que te permitirán disfrutar del mejor espacio de trabajo sin necesidad de realizar un desembolso excesivo.

Posibilidad de aumentar tu salario 

Sin duda una de las principales ventajas que invita a hacerte freelance está en la posibilidad de aumentar tu salario al final de mes. Cuando trabajas para alguien, al menos en la mayoría de trabajos, no podrás ganar más allá de lo que marque tu nómina por muy buenos resultados que consigas, mientras que si eres freelance todas las ganancias que obtengas en tu trabajo irán directamente a tu bolsillo.

Inconvenientes de hacerte freelance

 

No hay garantía

La principal preocupación que encontramos en la opción de hacerte freelance está en que no tienes ningún tipo de garantía a la hora de comenzar tu actividad profesional. Es cierto que todo lo que ganes serán beneficios para ti, ¿pero quién nos garantiza que tu idea funcionará? Cuando trabajas para alguien recibes un sueldo fijo cada mes independientemente de cómo vayan las cosas, algo que según se mire puede ser una ventaja o una desventaja.

No tienes vacaciones

Cuando tienes tu propio negocio, encontrar un momento para desconectar e irse de vacaciones es realmente complicado, ya que hay que tener en cuenta que tus ingresos dependerán de lo que trabajes y del tiempo que pases en tu oficina. Con esto se corre el riesgo de acabar trabajando prácticamente los 365 días del año, algo impensable cuando trabajas para otro.