¿Por qué acudir al fisioterapeuta sin estar lesionado?

Lo más normal es que cuando tenemos alguna lesión o dolor muscular acudamos al fisioterapeuta y más cuando ocurren lesiones deportivas.

Es más, en la mayor parte de los casos, acudir a un centro de fisioterapia deportiva es indispensable a fin de que  recuperación de dicha lesión sea completa, eficaz y que sobre todo, no se vuelva a producir o por lo menos minimicemos el riesgo de que eso ocurra. Pero  en este artículo hoy quiero resaltar el papel o la tarea precautoria de la fisioterapia. Por eso os voy a dejar algunos de los motivos por los que yo suelo acudir a sesiones con mi fisioterapeuta sin estar lesionado.

clinica-fisioterapia-sevilla

Con lo de, visitar la clínica de fisioterapia sin estar lesionado, me refiero no ya al estado completo de salud entendido como ausencia de enfermedad (algo que prácticamente no existe, siempre y en toda circunstancia hay alguna enfermedad), sino más bien a que sujetos aparentemente  sanos, sin problemas o bien lesiones que le impidan su vida normal, asistan al fisioterapeuta buscando consejo, sesiones precautorias o bien adiestramiento concreto para reducir el peligro de lesión.

Estas son algunas de las principales razones por las que yo acudo regularmente a mi fisio:

 

Consejos de salud

Es una tarea interesante que en ocasiones no se emplear porque creemos, tanto por parte del paciente como de algunos profesionales de la fisioterapia, de que el fisioterapeuta  siempre tiene que practicarnos algún tipo de masaje o terapia para efectuar el tratamiento. Esto es un gran error que se comete, ya que la información de salud que podemos recibir por parte de los fisioterapeutas es fundamental y de gran valor. Quizás a mucha gente le parezca desatinado asistir a un fisioterapeuta a preguntarle si hace algo mal que pueda aumentar el peligro de lesión, si es adecuada tal actividad física para su caso en particular o bien qué género de ejercicio complementario le puede venir bien para calmar sus dolencias. Esta información es super valiosa, y es de gran importancia que la reclamemos aunque seamos personas aparentemente sanas, y así poder evitar o padecer una lesión que requiera un tratamiento largo y complicado.

 

Entrenamiento personalizado

Con la ayuda y consejos de un fisioterapeuta (y mejor si es un fisioterapeuta deportivo) vamos a poder conocer los ejercicios concretos que mejor nos vienen para robustecer aquellas zonas más expuestas a lesiones, en función del tipo de deporte o actividad que practiquemos.

Un ejemplo sería el  adiestramiento concreto de tipo preventivo de tobillos y rodillas, para futbolistas, esquiadores, atletas  y todos los deportistas que  practiquen ejercicio intenso con peligro de lesión de dichas zonas.

 

Medidas preventivas

Conforme al deporte o bien actividad física que practiquemos, el fisioterapeuta puede aconsejar, diferentes actuaciones como, vendar los tobillos en futbolistas o bien practicantes de artes marciales, vendajes de dedos para tenistas o jugadores de pádel,  aplicar frío o calor en ciertas partes del cuerpo donde  tenemos alguna lesión leve y otras muchas  medidas que pueden conseguir reducir el peligro de lesión.

 

Técnicas pasivas

Lo más frecuente en  fisioterapia son las técnicas activas, es decir, aquellas en las que el sujeto participa efectuando ciertos ejercicios para prosperar su estado de salud. Pero no obstante, las técnicas pasivas son asimismo de gran utilidad. Por poner un ejemplo, ejercicios de movilidad, estiramientos, o bien masaje para relajar la tensión de los gemelos o bien la zona lumbar, o de otras zonas, en dependencia del ejercicio practicado. Si estas técnicas se efectúan antes que el dolor sea un inconveniente limitante, pueden asegurar una aminoración del peligro a padecer una lesión que requiera un tratamiento más delicado y largo.

 

Derivación a otros profesionales

Como profesional sanitario, el fisioterapeuta  es capaz de atender una serie de dolencias, o bien de prevenirlos. Pero más allá de curarnos o tratarnos es fundamental  su capacidad para derivar a otros profesionales médicos,  en función de las necesidades del paciente tratado. Así sea a otros profesionales sanitarios,  preparadores físicos  o bien centros deportivos, a fin de que el asesoramiento del sujeto en lo que se refiere a ejercicio y salud sea lo más completo posible.

En resumen quiero  destacar que, de la misma manera que en muchas de otras profesiones sanitarias, la prevención siempre es  más provecha que la sanación. Si no, piensa en los dentistas, siempre es más práctico, simple y sobre todo  económico asistir al dentista periódicamente antes de que se produzca el dolor y la consiguiente factura por realizarnos un empaste, o sacarnos la muela.

Como pasa en muchas de las facetas de la vida y no sólo en temas médicos, siempre las medidas precautorias van a ayudar a que los daños sean mucho menores. Con la fisioterapia pasa igual: no está de más realizar una visita de vez en cuando a nuestro fisioterapeuta preferido para pedirle información, consejo, asesoramiento… antes de padecer una lesión que nos deje un tiempo acostados en el sillón, y que seguro  podríamos haber eludido o reducido su alcance aplicando algunas medidas preventivas.

Leer entrada anterior
Neato Robotics Botvac Connected – Robot aspirador WiFi, perfecto para hogares con mascotas, color negro y gris metalizado

Cerrar