Lernstift: el bolígrafo que detecta errores de ortografía

La mala ortografía da una pésima imagen de ti, y peor aún en el ámbito profesional. Aunque muchas cosas se realicen de manera informática, seguimos usando la escritura manual, la cual está desprovista de autocorrector. Al rescate de la lucha contra los errores ortográficos al escribir a mano hay un nuevo invento alemán que detecta los errores mientras escribes: Lernstift. Un invento que permite evitar errores y favorece el aprendizaje.

Las faltas de ortografía son comunes y su presencia no ha hecho sino crecer en los últimos años. Sin embargo, cuando buscas un empleo, presentas un trabajo académico, redactas un correo o cualquier tipo de documento es fundamental evitar las faltas de ortografía, ya que de lo contrario puede que dañe tu reputación.

El arte de escribir a mano puede estar de vuelta gracias al nuevo invento del experto en procesamiento de contenidos digitales alemán Falk Wolsky y su colega Daniel Kaesmacher. Su nuevo invento es un bolígrafo que detecta los errores de ortografía y ayuda a las personas a aprender sin necesidad de tener una corrección verbal.

 

¿Cómo funciona este bolígrafo inteligente?

El corrector ortográfico es una herramienta indispensable en los ordenadores y teléfonos y nos evita cometer faltas embarazosas, pero en la escritura con tinta no hay escapatoria. Por ello Lernstift, que en alemán significa “lápiz para aprender” es tan útil: avisa cuando se comete un error.

 

El bolígrafo no requiere de lápiz o papel, sino que se basa en un software de reconocimiento de la escritura a mano para detectar los errores a medida que se cometen y al hacerlos, éste vibra avisando del error.

Este brillante sistema le vino a uno de sus creadores mientras observaba el helicóptero inalámbrico de su hijo, quien sufría de muchas faltas ortográficas en la escuela. Junto a su colega Daniel Kaesmacher comenzaron a desarrollar un software y el resultado fue Lernstift.

Una de las ventajas de utilizar el sistema es que no sólo evita momentos embarazosos sino que además ayuda a la memoria y a la cognición, aptitudes que suelen perderse gracias a los dispositivos móviles y el corrector automático.

El bolígrafo además se conecta a la red Wi-Fi a través de sensores especiales y transmite más información sobre las erratas a la aplicación que puedes instalar en el móvil u ordenador.

Si bien aún requiere ajustes para adaptarse al modo de escritura de cada uno, y está disponible para inglés y alemán, los creadores aseguran que es sumamente útil y que próximamente presentarán el modelo para otros idiomas.

Al parecer se está planeando elaborar una versión experimental inalámbrica en algunas escuelas y que de ser exitosa la prueba, esperan poder venderlo próximamente (en pocos meses) si las escuelas ven un provecho a este curioso invento.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad