Dejar de fumar: cómo conseguir tu propósito de Año Nuevo

Dejar de fumar: cómo conseguir tu propósito de Año Nuevo

Es hora de dejar de fumar. Ya ha comenzado el Año Nuevo y, por tanto, tu lista de propósitos tiene validez oficial. La fiesta de Nochevieja ya ha quedado atrás, también la resaca del 1 de enero, y por supuesto (menos mal) el primer lunes de 2017… ¿A qué esperas entonces para abandonar el tabaco de una vez por todas? Sí, sabemos que no es fácil, y sabemos también que requiere una dosis extra de fuerza de voluntad o autocontrol, pero si otros lo han conseguido, ¿por qué no vas a poder tú?

Es fácil dejar de fumar si sabes cómo, reza el título del best-seller de Allen Car, ese libro que fumadores de 45 países distintos han devorado con la esperanza de abandonar el hábito. Pero lo cierto es que, si tenemos en cuenta las experiencias de los muchos ex fumadores que seguramente conocemos, no existe una guía concreta ni un método infalible para dejar de fumar. Cada persona es un mundo. Pese a ello, tenemos para ti una serie de consejos que te resultarán muy útiles en tu intento. No lo decimos sólo nosotros, lo aseguran médicos, psicólogos, ex fumadores… Con estos consejos y un poco de pensamiento positivo, ¡seguro que conseguirás tu objetivo! Y el próximo mes de diciembre ya no tendrás que escribir ‘dejar de fumar’ en tu lista de propósitos…

Razones para dejar de fumar
El primer paso para tener éxito en el abandono del tabaco consiste en… querer, en estar motivado. Si no quieres dejar de fumar, no conseguirás dejarlo. Y, para querer, necesitas razones. Algunas son de sobra conocidas, otras quizá no tanto. No queremos abrumarte con ellas, pero no está de más recordar los perjuicios del tabaco no sólo en tu salud, sino también en tu vida personal y profesional.

Cáncer: el tabaco es responsable de aproximadamente el 30% de los cánceres, cifra que aumenta hasta el 90% cuando hablamos de cáncer de pulmón. Pero no sólo eso, también se relaciona con más de 25 enfermedades distintas del cáncer, muchas respiratorias y cardiovasculares.

Menos esperanza de vida: el efecto que fumar provoca en la salud acorta en 10 años la esperanza de vida. El tabaquismo es la principal causa de muerte evitable en el mundo.

El bolsillo: el precio medio de un paquete de tabaco es de 4 euros (aunque la marcas más conocidas cuestan casi 1 euro más), por lo que una persona que fume 20 cigarrillos al día gastará, de media, 1.460 euros al año. ¿Has pensado en todo lo que podrías comprar con 1.460 euros?

tabaco y dinero

Estética: fumar durante una década acelera el envejecimiento de la piel hasta 2 años y medio. Eso sin contar que mientras fumas tu piel está más seca y tiene un color más apagado. Por otro lado, tus dientes tienen un color amarillento y tu aliento, tu pelo y tu ropa huelen mal (quizá tú no lo detectes, pero quienes no fuman sí lo hacen).

Libertad: el tabaquismo significa dependencia de la nicotina, y cuando una persona es dependiente, carece de libertad, aunque piense que no es así. Porque libertad es también poder salir a la calle sin tener que llevar un paquete de cigarrillos y un encendedor, o poder disfrutar de un largo viaje en avión, o poder salir de tapas con los amigos sin preocuparse por si fuera llueve.

Planifica, controla y sustituye
Enumerar las razones por las que queremos dejar de fumar es el primer truco que recomiendan numerosos expertos para conseguir dejar atrás el tabaquismo. Y es que ser conscientes de esa lista aumenta nuestra motivación, y, como decíamos más arriba, sin motivación no hay éxito.

El segundo consejo más recomendado consiste en elegir una fecha señalada para abandonar el tabaco, como el primer día del año, un cumpleaños, un aniversario, una mudanza… De esta forma, asociaremos el dejar de fumar a un cambio de vida, habrá un antes y un después claramente definidos.

Llevar un registro de los días sin tabaquismo, los cigarrillos que NO hemos fumado, el dinero que hemos ahorrado y los minutos de vida que hemos ganado (sí, hay aplicaciones que los cuentan) nos dará razones de sobra para seguir motivados, ¡aunque tengamos mono! Kwit y Quit smoking son dos apps muy útiles para decir adiós al tabaco.

Libros de ex fumadores, conferencias o una charla con tu médico también pueden servirte de ayuda. De hecho, varios estudios sostienen que una conversación de entre 2 y 5 minutos con el facultativo ¡incrementará tus posibilidades de éxito! Por si eso fuera poco, en la farmacia encontrarás medicamentos (con receta) que alivian la dependencia a la nicotina.

señal de no fumar

El mayor obstáculo con el que tropiezan los ex fumadores en ciernes son las actividades que asocian al tabaco, y que de un día para otro se convierten en peligrosas tentaciones. El truco aquí consiste en buscar sustitutos. Por ejemplo, si fumabas con el café, prueba a beber té. Si fumabas después de las comidas, sustituye el cigarrillo por una pieza de fruta. Y si fumabas al salir del trabajo, prueba a contar cuántos pasos das (10.000 es el número mágico para estar en forma) y así distraerás tu mente.

Por último, cuatro rutinas básicas para conseguir dejar de fumar: hacer ejercicio con asiduidad, mantener una dieta equilibrada y rica en vitaminas para evitar la ansiedad, beber mucha agua (elimina la nicotina) y dormir las horas suficientes.

 

Y una cosa más: si fracasas, no te rindas. Aprende de los errores y vuelve a intentarlo. Una vida libre de humos está a la vuelta de la esquina.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad