Nueva tendencia para formarse: cursos interactivos on-line

Las últimas reformas del estado en materia de educación no han hecho ningún bien al coste de las formaciones universitarias o de post-grado. Cuando a la vez, en el mundo laboral la oferta de trabajo pide trabajadores muy cualificados, la mayoría de las veces llegar a esos niveles de calificación requieren mucho tiempo… y dinero. Las nuevas tendencias acercan a todo tipo de personas que estén interesadas en formarse en algún ámbito, ya sea por interés personal o por necesidad profesional, a obtener un título certificado altamente educativos, muy asequibles y la mayoría de ellos… con muy buena recomendación. Las nueva tendencia sobre realización de cursos on-line es de lo que queremos hablar en este post.

¿Qué es un videocurso?

Los videocursos son experiencias audiovisuales. Porque no es lo mismo leer que ver, la apuesta por estos recursos en formación ha abierto un nuevo campo de posibilidades y su popularidad va en aumento. ¿Por qué? La mayoría explica que lo interesante es ver a la persona que imparte el curso y eso da confianza.

Los cursos se graban en vídeo de alta calidad y el usuario ha de comprarlos para acceder a la formación. Los precios oscilan, en su mayoría, entre 5 y 20 euros. También se imparte formación en vídeo a través de los Cursos Online Masivos en Abierto (MOOCs) o en canales de vídeo como YouTube. Los videocursos pueden mostrar en pantalla al profesor o bien el proceso práctico que se explica.

Los vídeos son grabados por personas expertas que buscansacar rendimiento a su conocimiento, pero sobre todo, que tienen algo interesante que enseñar. Hoy en día el tiempo y el dinero son recursos escasos para quien tiene una necesidad formativa. Pasar tiempo buscando vídeos de dudosa calidad, tutoriales largos y no siempre actualizados, o foros donde cualquiera puede responder, no siempre funciona es productivo, aunque sea gratis.

Según explica, esta formación no siempre se puede acreditar, puesto que no está regulada ni certificada. Por este motivo, todas las habilidades impartidas a través de Floqq pasan el filtro de profesores expertos en cada campo y “están certificadas para que el usuario pueda reflejar sus logros en su currículum o en su perfil profesional en Floqq”. En unas semanas se permitirá a cualquier usuario grabar un curso y enviarlo, aunque habrán de seguir las recomendaciones de un “Brand book” que recogerá unas guías para mantener unos formatos de calidad óptimos.

Hay dos modalidades. Los cursos pueden ser impartidos por profesores que explican el contenido o bien en la modalidad “screencast”, es decir, en la pantalla del ordenador se muestra de manera práctica lo que se explica para que el alumno vea cómo aplicarlo. Esta última es la modalidad más elegida ya que para adquirir ciertos conocimientos, es más efectivo tener delante una pantalla donde nos dicen que hacer exactamente.

Ejemplos de cursos on-line

La formación en vídeo admite multitud de opciones. “Tanto si se está buscando trabajo como si se tiene uno, la necesidad de renovarse es constante“, explica Daniel García, quien recuerda que la oferta abarca también cursos de ocio “dirigidos a mejorar personalmente o, básicamente, a disfrutar”.

La formación es muy variada y, sobre todo, muy práctica. Se cubren un buen número de intereses, estos son unos ejemplos de lo que podemos encontrar en varias páginas web:

  • Manualidades. Los videocursos enseñan tanto técnicas para la restauración de muebles como la elaboración de figuras de papel (origamis).
  • Ámbito laboral y de negocios. Se ha preparado un curso en el que se detallan “Las 10 cosas que debes saber antes de una entrevista de trabajo”, además de otros sobre cómo crear una empresa en España, cómo hacer negocios en China o en Chile y qué pasos se deben seguir para la internalización de una PYME.
  • Nuevas tecnologías. Es uno de los ámbitos con más cursos. Se enseña “desde cero” cómo utilizar Microsoft Word, Pinterest, PowerPoint, Facebook, Twitter, hacer un vídeo en iMovie o Windows Maker, Photoshop o Final Cut. También se han preparado cursos para utilizar Dropbox, aprender el uso de Excel -tanto en un nivel inicial como intermedio avanzado- y Google Analytics.
  • Protocolo, buenos modales, moda y belleza es otro de los apartados.
  • Cocina. Cómo hacer sushi, los 10 postres más famosos del mundo o pan casero. Estas son las tres primeras propuestas presentadas.

Otra plataforma on-line con oferta de cursos es Coursera.org. Seguramente una de las más famosas, aunque estos son en inglés. Tienen una gran cantidad de cursos impartidos por prestigiosas universidades americanas como la Harvard University o la Columbia University. Estos cursos suelen ser de formaciones muy específicas, ya sea por puro interés personal o por petición de la empresa en la que ya estás trabajando. Y aunque es verdad que los cursos on-line pueden no beneficiar a todo el mundo, con un poco de esfuerzo y dedicación se pueden aprender cosas muy interesantes, conseguir una titulación desde casa y la mayoría de las veces, ¡completamente gratis!

 

Leer entrada anterior
Cómo entender a nuestro perro por su cara

Los humanos nos expresamos no verbalmente a través de la cara. Pasa lo mismo con los perros, solo hay que

Cerrar