Consejos para Jugar a Pádel en un día de Lluvia

Uno de los puntos más importantes al ganar autonomía personal para jugar a pádel es poner la atención en aquellos factores que dependen de la voluntad personal y no dedicar tanta energía a aquellos factores que no dependen de uno mismo. Por ejemplo, los factores climáticos. Existen pistas de pádel cubiertas que son especialmente efectivas para prevenir la influencia de este tipo de factores, pero no siempre tenemos esta opción.

Así que si algún día te toca jugar bajo la lluvia (chispeando, pues si diluvia lo mejor es anular el partido), aquí os dejamos los mejores consejos a tener en cuenta extraídos de padelstar.es.

¿Cómo jugar a pádel en un día de lluvia?

  • 1. Conviene tener mucho cuidado cuando esto sucede ya que también se incrementa el riesgo de sufrir una lesión como consecuencia de una caída. La pista está en peores condiciones por lo que el jugador debe de tener cuidado de no resbalarse (para ello, lo mejor es dar pasos muy cortos y no realizar grandes zancadas). Cuando no ha habido lluvia abundante sino solo unas gotas, entonces, ocurre lo contrario. El deportista puede quedarse pegado a la pista en algunos puntos.
  • 2. El exceso de lluvia no solo afecta al deportista sino también, a la pelota. ¿Qué efectos produce la lluvia sobre la misma? Uno de los más importantes es que su peso aumenta (así que si quieres cuidar tu pala, no realices golpes muy fuertes o podrás romperla. Cuando hay lluvia lo mejor es jugar con control)
  • 3. El exceso de lluvia también afecta al material deportivo utilizado por el deportista. La pala de pádel pierde adherencia como consecuencia del efecto de la humedad (en este caso lo mejor es no utilizar los golpes con efectos y jugar la gran mayoría de golpes planos). El ritmo de juego también se ve alterado ya que la pelota tiende a botar más deprisa en este tipo de partidos por lo que la reacción por parte del jugador debe de ser más automática.
  • 4. Como consecuencia de esa menor adhrencia de la pala, el jugador también tiene un menor control de su juego. La lluvia también afecta al bienestar físico del jugador que no se siente tan cómodo sobre la pista.
  • 5. La lluvia abundante también puede entorpecer la visión del jugador. Existen algunos  golpes que son especialmente efectivos en los días de lluvia:  el globo (así el rival deberá mirar hacia arriba y se dificultará el realizar un golpe de remate)

Cuando la lluvia pone en riesgo la seguridad de los jugadores es muy importante detener el partido tal y como especifica el reglamento oficial de pádel.

Leer entrada anterior
Las piezas de desguace y el ahorro garantizado

Que nuestro coche se convierta en un vehículo operativo es una cosa que tenemos que agradecer, además de la mejor

Cerrar