¿Cómo elegir ropa orgánica, éticamente responsable?

Detrás de la ropa más moderna se esconde un oscuro balance ambiental y social. Pero puedes vestirte de forma orgánica, ecológica, ética. Nos enamoramos de este pequeño suéter de moda o de estos vaqueros descoloridos muy de moda. Pero sabemos que en el fondo… no los necesitamos realmente. La producción de ropa es muy contaminante y plantea cuestiones éticas. El mundo de la moda está cambiando y se está haciendo posible construir una moda sostenible, un vestuario eco-responsable, bonito y práctico.

¿Por qué es importante elegir la ropa con cuidado?

La fabricación de ropa tiene un impacto en la salud y el medio ambiente: Las emisiones de gases de efecto invernadero del sector alcanzan entre 1.200 millones de toneladas (Gt CO2 eq) [2] y 4.000 millones de toneladas (¡los vuelos internacionales fueron de 0,9 Gt CO2 en 2016!).
La producción de fibras (incluido el cultivo convencional de algodón), el diseño y el procesamiento consumen enormes cantidades de agua, plaguicidas, productos químicos y petróleo.
El impacto social es un problema bien conocido, con la falta de respeto por los trabajadores.
Si se eligen tejidos sintéticos, los microplásticos se liberan en el agua cuando se lavan.
La salud de los consumidores puede verse afectada cuando la ropa contiene compuestos cancerígenos o alteradores endocrinos.
Hay muchas buenas razones para comprar menos ropa, pero elíjala bien y consérvela por mucho tiempo.

Prefiera ropa sólida, práctica y flexible

Compramos un 60% más de ropa que hace 15 años y la guardamos la mitad del tiempo. Las colecciones se suceden a un ritmo frenético.

Tomemos el lado opuesto de esta tendencia con unos pocos reflejos de moda lenta:

– Opte por ropa sólida, por ejemplo, ropa ecológica para niños, de buena calidad y con el ajuste adecuado. Esto evita la ropa que ha sido dañada «a propósito», como los jeans lavados o los jeans con agujeros.
– Prefieren los textiles de fácil cuidado: lavables en agua a bajas temperaturas, por ejemplo, 30°C. Evite las que requieren limpieza en seco, que pueden identificarse con el símbolo que figura más abajo en la etiqueta. Pero cuidado, cuidado fácil no significa tejidos especiales sin planchar porque los productos químicos utilizados para lograr este efecto contienen formaldehído cancerígeno.
– Resistir a las innovaciones futuristas: ropa con perfume microencapsulado (existe para los calzoncillos, ¡sí, sí!), calcetines antiolor a base de biocidas, camisetas con nanopartículas de plata que combaten los olores… A veces son útiles en caso de patologías, no para la vida cotidiana.
– Evita las imágenes o logotipos impresos en «plástico» en los textiles. Varios estudios muestran la presencia de «ftalatos», que son preocupantes para la salud porque pueden perturbar el sistema reproductivo.
– Elija un traje que pueda usar una y otra vez, o que se pueda adaptar para diferentes ocasiones, por ejemplo con ciertos accesorios.

Busque ropa con una etiqueta

Las etiquetas facilitan la elección del consumidor. Se pueden encontrar en las etiquetas de la ropa. Cada etiqueta certifica el cumplimiento de especificaciones específicas. Pueden incluir criterios relativos al medio ambiente, el respeto a los trabajadores y/o la limitación de sustancias nocivas…

Elección de los materiales adecuados
El enfoque está en los materiales renovables y, si es posible, orgánicos.

Algodón orgánico
Un gran clásico, el algodón es suave, agradable y fácil de cuidar. Pero su cultivo es muy controvertido. Preferimos su equivalente orgánico. Respetuosa con la vida y los ciclos naturales, esta agricultura prohíbe el uso de fertilizantes químicos, OGM y pesticidas.

El algodón orgánico está cada vez más extendido. Inicialmente disponible en unas pocas tiendas especializadas, luego en unos pocos diseñadores, ahora también está ampliamente presente en las principales cadenas de ropa. A menudo, no puedes perderte la información, escrita en letra grande en la estantería.

¿Pero es suficiente comprar una camiseta de algodón orgánico para vestirse de manera eco-responsable? ¿Qué hay de las camisetas de algodón orgánico que compras por casi nada en los supermercados? Por supuesto, que una prenda esté hecha de algodón orgánico, es un gran paso adelante. Sin embargo, la certificación orgánica se aplica al cultivo del algodón y a veces a otros aspectos como el tratamiento de la fibra, los tintes, el consumo de energía… ¿Pero los niños trabajan en los campos de algodón? ¿Reciben las costureras un salario mínimo que les permite alimentar y alojar a sus familias? Certificar el algodón no dice nada sobre las condiciones sociales de producción.

También podemos preguntarnos sobre la cantidad de fibras orgánicas. ¿Una camiseta promocionada en algodón orgánico contiene una gran mayoría de fibras orgánicas? ¿O el fabricante ha añadido un pequeño porcentaje de fibra orgánica al algodón convencional? Según el WWF, algunas marcas ofrecen ropa con sólo un 5% de algodón orgánico, el resto de las fibras son convencionales. Por eso es necesario mantenerse vigilante e informarse.

Las otras fibras naturales: lino, cáñamo, lana, cuero vegetal…

El cáñamo y el lino tienen varias ventajas:

    • sus cultivos son mucho menos intensivos en agua que el algodón;
    • se prestan bien a la agricultura orgánica;
    • pueden ser cultivados en Europa;
    • hacen ropa que es fuerte y fluida.

Otras fibras vegetales y renovables como el ramio (cerca de la ortiga), el cuero vegetal (por ejemplo de fibras de piña), la rafia… empiezan a abrirse camino en el mundo de la moda.
Lana, merino, mohair, alpaca… son del mundo animal. Si son renovables, es necesario asegurar buenas condiciones de producción para que respeten el bienestar de los animales. Estamos a favor de la agricultura orgánica y boicoteamos, por ejemplo, a los productores que practican la mula buscando información de la marca.

Fibras artificiales pero de fuentes renovables

Como resultado de la transformación química de los materiales naturales, estas fibras a veces plantean preguntas. Aunque proceden de fuentes renovables, se transforman en gran medida para su fabricación a un coste menor. Este es el caso de IngeoTM, por ejemplo. Vendida como ecológica, esta fibra está hecha de maíz o caña de azúcar. Pero el maíz utilizado puede provenir de OGMs, se utilizan muchos químicos…

El liocel (o tencel) y la viscosa también forman parte de la familia. No locales porque se producen a partir de pulpa de bambú y eucalipto, se prefiere la primera a la segunda porque la fabricación de la viscosa recicla muy poco los productos químicos utilizados en su fabricación y es altamente contaminante[11] En todos los casos se eligen plantaciones que están certificadas como sostenibles, gracias a la etiqueta del FSC por ejemplo.

Fibras recicladas

Estas fibras se eligen por su economía circular porque el reciclaje permite que los materiales naturales o sintéticos sean reutilizados en lugar de ser desechados. Por ejemplo, retazos de tela de la producción tradicional, ropa vieja que se reelabora en fibras antes de ser procesada, botellas de plástico que proporcionan poliéster o vellón reciclado… Esta recuperación es beneficiosa para el medio ambiente porque reduce el consumo de agua, pesticidas y productos químicos en comparación con la producción de fibras «nuevas»,[12] aunque no escapa a la contaminación por micropartículas de plástico durante el lavado, en el caso de las fibras sintéticas.

Optar por prendas de vestir libres de productos nocivos

Es difícil saber en detalle todo lo que entra en la composición y producción de una prenda. ¿Qué tipo de tinte, qué detergente, qué método de fabricación?

En 2012, Greenpeace presentó resultados alarmantes sobre la contaminación generada por la industria textil. Desde entonces, 80 marcas, entre ellas 29 marcas de moda, han asumido el reto de la desintoxicación que impone :

– una lista negra de productos químicos peligrosos prohibidos en la cadena de suministro;
– objetivos ambiciosos para la gestión de las aguas residuales;
– rompiendo los tabúes de la confidencialidad de los subcontratistas.

Prefiera la ropa local

La ropa europea, ¡existe!
Esta proximidad entre el lugar de fabricación y el de venta tiene muchas ventajas: las distancias son cortas (posiblemente excluyendo la producción de fibras) y por lo tanto permiten ahorrar en el transporte, los salarios son más altos y la legislación sobre los derechos de los trabajadores es más ética.
Pero cuidado, un «made in Europe» no garantiza el respeto a los trabajadores. En algunos países como Ucrania, Bulgaria, Georgia o Albania, las condiciones sociales no son más envidiables que en Asia, especialmente si estas fábricas suministran grandes marcas.

Evitar la ropa nueva

La segunda mano es un buen plan para vestirse de forma duradera a un precio bajo. Tiendas, sitios online, grupos en redes sociales, ventas de vestuario… No faltan las oportunidades de encontrar ropa de uso diario o el pequeño espacio que te hace parecer un loco.
Los alquileres y los préstamos también están aumentando. Son más adecuados para niños cuyo tamaño cambia rápidamente y para ocasiones especiales.

Los reflejos antes de tomar una decisión

Antes de ir de compras
Estamos revisando su vestuario. Pasar por tu camerino te refresca la memoria y te permite redescubrir la ropa escondida en el fondo de los armarios. También es el momento de ver lo que se ha vuelto demasiado pequeño, inútil… y de volver a ponerlo en el circuito para que pueda beneficiar a otros. Por ejemplo, puedes usar el método de la cinta para ordenar tu armario durante varios meses.
Haz una lista de la ropa que necesitarás. Es muy útil antes de la venta para que no te descompongas en ningún momento. También te da tiempo para pensar en los detalles cuidadosamente: una chaqueta, sí. ¿Pero un impermeable? ¿Con una capucha? ¿Largo o corto?
Estamos explorando para darnos tiempo para pensar. La nueva ropa ecológica es más cara de comprar que la de gama baja. Se gana a largo plazo y en calidad, siempre y cuando se haya hecho la elección correcta en primer lugar. Y a veces lleva tiempo pensar en ello.

En la tienda
Hacerse la inevitable pregunta, «¿Lo necesito? ». Tal vez esta falda ultradeformada nos quede como un guante, pero si se une a las muchas otras faldas que usaremos sólo una vez, lo pensamos dos veces. Resistimos las sirenas de las ventas, el Viernes Negro, el Lunes Cibernético y otros golpes de mercado que empujan al consumo excesivo.
Lo estamos intentando. Ya sea ropa o zapatos, nos los ponemos para probar si nos sentimos bien. Así evitamos tener que volver a la tienda. Si recurrimos a la compra en línea, podemos evaluar las tallas con las guías que suelen estar disponibles.

Consejos para la ropa ecológica de larga duración

Dado el impacto ambiental de la ropa, es importante extender su vida útil tanto como sea posible. Aquí hay algunas ideas sobre cómo hacer esto.

Cuida bien de la ropa
Siga las instrucciones de lavado (en la etiqueta) para evitar el desgaste prematuro, el encogimiento o la decoloración. No dudes en secarte al aire libre siempre que sea posible. El cuidado de la ropa es una parte muy contaminante de su ciclo de vida. La lavandería utiliza mucha energía, agua y detergentes. Por lo tanto, intentamos hacer elecciones ecológicas: elige tu lavadora con cuidado, opta por un detergente con etiqueta ecológica o haz tu propio detergente casero y sigue estos consejos para el cuidado de la ropa.

Reparar o remendar la ropa
¿Una pieza de ropa con un agujero o un desgarro? Puede ser posible repararlo. Hay muchos tutoriales en Internet, incluso para principiantes: coser un botón, reparar un agujero, aplicar un parche, rellenar un agujero en una prenda de lana con la técnica del «woolfiller»…

Venda o regale lo que ya no usa
Para prolongar la vida de una prenda y amortizar su coste (financiero y ecológico), podemos por supuesto recurrir a la reventa (sitio de venta de segunda mano, tienda, trueque, vestuario…). Comprar ropa duradera y de buena calidad es interesante porque se venderá más fácilmente y a mejor precio que la ropa de moda rápida barata y rápidamente dañada. También puede elegir donar la ropa que ya no usa.

  • LA REDOUTE COLLECTIONS Lote de 3 camisetas de algodón ecológico 3-12 años AMARILLO
    Detalles del producto •  Manga corta •  Cuello redondo •  Motivo delanteroComposición y cuidados •  Tejido principal: 100% algodón •  Color jaspeado: 95% algodón, 5% viscosa •  Lavar a 40 ºC •  Planchar a temperatura media/no usar lejía •  Secado a baja temperatura •  No limpiar en secoProducto resp
  • LA REDOUTE COLLECTIONS Lote de 3 camisetas de cuello vuelto de algodón orgánico 1 mes-4 años AZUL
    Detalles del producto •  Manga larga •  Cuello vueltoComposición y cuidados •  100% algodón •  Lavar a 40 ºC •  Planchar a temperatura baja. No usar lejías •  Secado a baja temperatura •  No limpiar en secoProducto responsable •  Escoger un algodón procedente de la agricultura ecológica es consumir
  • TOMMY HILFIGER Camiseta de cuello redondo Fade Graphic Corp AZUL
    Detalles del producto •  Manga corta •  Cuello redondo •  Motivo delanteroComposición y cuidados •  100% algodón •  Para su cuidado, te recomendamos seguir los consejos indicados en la etiquetaProducto responsable •  Escoger un algodón procedente de la agricultura ecológica es consumir de manera res
  • TOMMY HILFIGER Camiseta de cuello redondo Classic Pocket BLANCO
    Detalles del producto •  Manga corta •  Cuello redondoComposición y cuidados •  100% algodón •  Para su cuidado, te recomendamos seguir los consejos indicados en la etiquetaProducto responsable •  Escoger un algodón procedente de la agricultura ecológica es consumir de manera responsable. Por qué? P
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad