Cómo equilibrar las finanzas de tu empresa

Llevar unas malas finanzas puede llevar a tu empresa a una situación complicada: no poder pagar a tus proveedores, no poder pagar tus obligaciones tributarias, no poder pagar tus préstamos… Cuando esto ocurre en un negocio, es prueba evidente de que algo no anda bien, ya que estás atravesando problemas de liquidez y probablemente también estés teniendo pérdidas.

¿Qué hacer para equilibrar las finanzas de tu empresa? ¿Cuáles son las claves para que tu negocio pueda estar saneado y no tengas que tener problemas para pagar tus facturas? Te lo contamos.

Qué hacer para equilibrar las finanzas de tu empresa

El equilibrio de las finanzas obedece a un principio muy simple; tanto dinero como salga, debería entrar el equivalente por algún sitio. Si eso no ocurre, estás en situación de déficit, y aunque ahora mismo tengas suficiente dinero para pagar, en algún momento dejará de ser así y empezarás a acumular deuda.

Si quieres equilibrar tus finanzas, déjanos que te demos algunos consejos.

1. Optimiza tus gastos. Y nota que decimos optimiza, no que dejes de invertir en lo que precisamente te genera ventas e ingresos. Por ejemplo, si estás realizando una campaña en Google Adwords, busca profesionales que te ayuden a optimizar tu presupuesto para vender más por menos. Clic aquí para contactar tu agencia Adwords.

2. Modera el uso de la tarjeta de crédito. Vivir del crédito puede sacarte de algún apuro en algún momento concreto en tu empresa. Pero si todas tus inversiones están basadas en el crédito, y esas inversiones no repercuten luego en un crecimiento de las ventas, está visto que dichas inversiones no eran del todo adecuadas, de esta forma y en este momento.

3. No olvides el valor del ahorro. Hay empresas que están absolutamente enfocadas y obesionadas con pagar sus deudas. Y es normal, pero eso les hace olvidar la verdadera razón por la que son una empresa; aportar valor a sus clientes y generar dinero. Si estás enfocado en aumentar tus beneficios para reducir tu deuda, no dediques el 100% a pagar tu deuda y ahorra para el futuro.

4. No descapitalices tu empresa. Arreglar problemas financieros no tiene que ver, únicamente, con reducir los gastos. De hecho, aumentar la inversión en lo que sí funciona puede ayudarte a reducir tus deudas. Te recomendamos que, incluso si tienes problemas de financiación, no recortes ni descapitalices tu empresa, o poco a poco se irá consumiendo.

¿Tienes claro cómo equilibrar tus finanzas? ¿Qué otros consejos darías?