Buscar en toda la web de Vaima.com

Consejos para comer en el extranjero

Qué y cómo comer para no enfermar mientras se está de viaje.

Cocinas como la asiática y su pez globo pueden ser una exquisitez en el conjunto de alimentos de todo el mundo, pero mientras que para tu paladar puede ser un juego, para tu estómago puede ser un auténtico desafío y no estar a la altura. Para evitar pasarte la mitad de tu viaje corriendo al baño, es importante encontrar un término medio entre el degustar la cocina local y tratar bien a tu estómago.

Alimentos seguros
Alimentarse con seguridad

En primer lugar, aclarar que la comida que comemos en casa no es necesariamente “más segura” que los alimentos que podemos consumir en el extranjero; a menudo es simplemente que nuestro cuerpo no está acostumbrado a ellos. Una diferencia importante entre los alimentos cultivados en casa y en el extranjero es el uso de más fertilizantes “naturales” en el extranjero, lo que puede llevar bacterias que podrían causar problemas intestinales – también conocidos como la panza del viajero.

Algunas de las enfermedades transmitidas por los alimentos más comunes incluyen la Salmonelosis (causada por la bacteria de la salmonela), la infección por E. coli y el virus de Norwalk. Los brotes de estas y otras enfermedades transmitidas por los alimentos son supervisados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC); vale la pena echarle un vistazo a las páginas web de estas organizaciones antes de viajar para ver si cualquiera de los lugares que vas a visitar están afectados. Estos sitios también te informarán sobre las amenazas actuales que podrías encontrarte dónde viajas, como el tifus o la hepatitis.

La mejor defensa contra las enfermedades transmitidas por los alimentos es no entrar en pánico, sino usar el sentido común – y con eso en mente, hemos recopilado estos consejos para comer bien y comer de forma segura, sin importar a dónde viajes.

Seis consejos para comer en el Exterior:

¿Qué (no) comer y beber?

La fuente más común de los problemas dietéticos durante el viaje es el agua potable, incluyendo el hielo.

Platos fríos de carne, queso, alimentos buffet y mayonesa sin sellar son a menudo el hogar de las bacterias rampantes en los alimentos.

Platos de marisco que son conocidos por causar problemas intestinales, los peces acumulan contaminantes de una amplia variedad de fuentes, los más pequeños tienden a ser más seguro. Crustáceos y mariscos (como las almejas, los mejillones y las ostras) los cuales generalmente es mejor evitar. Puedes obtener más información aquí.

Hay que evitar los productos lácteos no pasteurizados, incluyendo el queso y el yogur. Hay que revisar las etiquetas para comprobar la pasteurización del producto en cuestión, la leche enlatada es más segura.

Frutos secos y otros alimentos sin cáscara suelen ser una buena opción para comer sin preocupaciones.

El café y el té son generalmente inofensivos, pero es mejor tomar sus bebidas calientes, sin leche potencialmente contaminada. Mejor utilizar crema líquida envasada que si está pasteurizada es segura.

El mantra para el viajero precavido y seguro, atribuido a los exploradores coloniales, sería algo similar a esto: “Cocinar, lavar, pelar o olvidarse de él.” Los alimentos cocidos tienen menos probabilidades de adquirir los contaminantes transportados por el aire, y los alimentos crudos como ensaladas, frutas y verduras sin cáscaras, a menudo son probables culpables de problemas. Las frutas y verduras que puedes pelar por ti mismo suelen ser seguras.

Condimentos tales como mayonesa, salsa de tomate y aderezos para ensaladas son más seguros si están envasados.

Hay que pedir la carne “bien hecha” o al menos “hecha”, y comerla sólo si se sirve caliente. Hay que tener mucho cuidado sobre todo con los huevos crudos y sándwiches con una gran cantidad de verduras crudas.

La cerveza y el vino en otros países pueden contener más o menos contenido de alcohol que en España. Hay que prestar atención a los posibles efectos de todas las bebidas. La moderación en el consumo es lo más recomendable.

Tipos de alimentos seguros
Como elegir alimentos

Comer fuera del hotel

Puede ser conveniente, pero es a menudo arriesgado comprar comida de los vendedores ambulantes. Hay que asegurarse de que el plato se sirve caliente, y echar un vistazo a la cesta o quiosco antes de pedir. ¿Se ve limpio y bien cuidado? ¿Está concurrido?, cuantos menos clientes más tiempo puede estar la comida esperando antes de que te sirvan.

Al elegir un restaurante, nuestro consejo es similar: ir a los mismos sitios que el resto de las personas. Los restaurantes llenos normalmente sirven comida fresca, limpia y segura. Aún así, hay que pedir como dijimos antes que la comida esté bien cocinada y tomar las precauciones normales. Si estás en un país de habla no hispana, es una buena idea tener un libro de frases en la mano para tener ayuda al traducir el menú y evitar los platos potencialmente más peligrosos.

Otro consejo que daría cualquier madre: Lávate las manos antes de comer. Ten en cuenta que debes utilizar el agua “segura” para lavar no sólo tus manos, sino también cualquier alimento que estés preparando.

Quienes tienen mayor riesgo de contraer enfermedades transmitidas por los alimentos son las embarazadas, los ancianos y las personas con sistemas inmunológicos debilitados. Sin embargo, al estar de viaje en países exóticos puede ser duro incluso para los viajeros más sanos. En medio del trajín de ir de un lugar a otro, es fácil cometer un pequeño error en el seguimiento de estos consejos, siguiendo horarios de comidas irregulares o inexistente durante varios días lo que puede comprometer el sistema inmune y causar una cascada de problemas de salud. Hay que tratar de mantener una dieta equilibrada. En ausencia de carne, se pueden encontrar proteínas en los huevos, los frutos secos, las lentejas y el tofu. Frutas y verduras pelables son una buena fuente de minerales y vitaminas. Hay que asegurarse de que nuestra dieta incluye panes y granos, como el arroz. Es importantísimo mantenerse hidratado bebiendo mucha agua (segura).

Suplementos y vitaminas

Incluyendo pastillas de hierro, pueden ayudar a mantener el equilibrio cuando la dieta es insuficiente. También, “barritas deportivas” son excelentes aperitivos para el viajero llenas de nutrientes.

Necesidades Especiales

Las secciones vegetarianas se han vuelto comunes en los menús de muchos restaurantes, sin embargo, hay que tener precaución ante cualquier plato que no esté marcado específicamente como vegetariano, especialmente en lugares como América del Sur, dónde la carne de vacuno y otras carnes son alimentos básicos importantes. En estos casos, es posible explicarle al camarero que no comemos carne y sin embargo servirnos alguna salsa con carne. Ten en cuenta que las salsas y las sopas se hacen a menudo con el caldo de la carne. La compra de tu propia comida en un supermercado u otro comercio es a menudo la mejor opción.

Si se tienen alergias o intolerancias alimentarias, o si se necesita una dieta especial (baja en niveles de azúcar, baja en calorías, etc.), es especialmente importante que tengas ese libro de frases que comentábamos antes para ayudarte a descifrar los menús de idiomas extranjeros. Al igual que en el caso de los vegetarianos, es posible que debas considerar la compra de tu propia comida en una tienda de alimentación o supermercado.

Siguiendo estos sencillos consejos disfrutarás de unas vacaciones inolvidables, seguro!.

Leer entrada anterior
La gastroenteritis y su dieta

Es importante y necesario adecuar la dieta y líquidos cuando se sufre de una infección gastrointestinal, también llamada comúnmente gastroenteritis....

Cerrar