Maternidad: Cómo ralentizar el reloj biológico

El estilo de vida actual ha provocado que las mujeres hayan pospuesto su maternidad, que actualmente se sitúa como media en los 31 años para el primer hijo. Por desgracia, la edad fértil de la mujer del siglo XXI sigue siendo la misma que la de 1950 t sabemos que a partir de los 35 años tanto la reserva ovárica como la calidad ovocitaria disminuye drásticamente.

Pues bien, actualmente, la ciencia nos da la oportunidad de preservar la fertilidad, gracias a la vitrificación de óvulos.

La vitrificación de óvulos es una técnica de Reproducción asistida que consiste en congelar los óvulos , pudiendo elegir así el momento de ser madre. Sin embargo para obtener éxito en la vitrificación ovocitaria, ésta se debe realizar antes de los 35 años para  conservar la edad genética.

Se ha demostrado que esta técnica es la mejor elección para aquellas mujeres que por cuestiones profesionales, sociales o emocionales desean posponer la maternidad. Asimismo es una técnica altamente recomendada en aquellas mujeres jóvenes que reciben el diagnóstico de una patología mamaria maligna durante su etapa reproductiva y requiera quimioterapia.

Una fertilidad prolongada

La vitrificación de óvulos consiste en la congelación de ovocitos (óvulos) a -196º, en nitrógeno líquido.
Con esta técnica se amplía la posibilidad de maternidad para aquellas mujeres con baja respuesta ovárica, pacientes oncológicas así como para aquellas mujeres que por motivos ya mencionados más arriba deseen retrasar su maternidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad