¿Cómo elegir entre una tableta de 7” o de 10”?

Con la cantidad de marcas de tabletas que existen hoy en el mercado la elección puede ser complicada. Aunque en este mercado (y alguno que otro más) Apple es el gran favorito por sus productos, las tablets de Samsung o de LG también tienen muy buena aceptación. El punto positivo del primero es, como siempre, la gran calidad y el diseño inigualable de sus productos. El punto positivo de los segundos, la excelente relación calidad/precio y la mayor variedad de productos según sus características. Uno de los puntos importantes a la hora de elegir un tablet es el tamaño de la pantalla: hay que saber que según el uso que queramos darle, será más conveniente elegir una tableta de 7 o de 10 pulgadas. En este post te ayudamos a elegir entre estos dos tamaños.

Ventajas de las tabletas de 10 pulgadas

La principal ventaja de este tipo de dispositivos son sus 10 pulgadas de superficie de pantalla, que las hacen apropiadas para el consumo de contenidos multimedia: ver vídeos, jugar a videojuegos, mirar fotografías, etc. Por una pura cuestión de óptica, para observar durante largos periodos una pantalla, cuanto más grande sea mejor, ya que es menos cansado para el ojo humano, aunque también influye la definición de pantalla.

Otra ventaja es la precisión táctil para ejecutar ciertas funciones que requieren el uso reiterado de la pantalla como teclado y ratón. Gracias a su superficie, esta precisión es alta. Se falla poco al presionar sobre un enlace o el botón de algún programa, lo que permite un trabajo más o menos complejo sobre la pantalla.

Dado su tamaño, destacan además por suversatilidad para adoptar unas funciones diferentes a aquellas para las que fueron pensadas. Es decir, una tableta de 10 pulgadas, convenientemente acoplada con una serie de complementos periféricos adecuados, puede hacer las funciones de un ordenador sin el menor problema. De hecho, las versiones más actuales de las gamas iPad y Galaxy Tab ya incorporan procesadores más potentes que los que tenían la mayoría de los portátiles hace cinco años.

Por lo tanto, la tableta de 10 pulgadas es una buena solución si se quiere ver vídeos por Internet, navegar, leer noticias o tener actividad en las redes sociales, pero sobre todo si se piensa hacer de ella un sustituto del ordenador para las ocasiones en que se necesite escribir o editar documentos.

Por otro lado, dado su peso, que supera en general el medio kilo, resultaráincómoda si se pretende leer con ella libros electrónicos o se hacen otras actividades que implican estar largo rato sujetándola.

Ventajas de la tableta de 7 pulgadas

La tableta de 7 pulgadas pierde las ventajas de una pantalla grande pero, a cambio, ofrece una gran ganancia: la portabilidad y, en consecuencia, la movilidad que permite a su dueño.

Una tableta de estas dimensiones cabe en un bolsillo de chaqueta, aunque sea justo, y es lo bastante ligera como para no hacerse incómoda en el transporte. En consecuencia, una 7 pulgadas es el ordenador de bolsillo idóneo para llevar en el metro y el autobús y consultar correos electrónicos, así como hacer búsquedas en mapas o en Google.

Una tableta en movilidad resuelve muchos problemas que van surgiendo a medida que el usuario se desplaza. Eso sí, para hacerla óptima, se debe comprar la versión con conectividad 3G/4G. En caso contrario, se verá obligado a un tethering continuado, en detrimento de su comodidad.

Además, se puede sujetar largo tiempo sin notar el excesivo cansancio de la muñeca que se tendría con una tableta de 10 pulgadas, ya que sus dimensiones y su peso (pesan la mitad que las tabletas de 10 pulgadas) se adecúan muy bien a una mano adulta, sobre todo si van en el formato 16:9. Esto las hace apropiadas para la lectura de libros electrónicos, periódicos en Internet o navegaciones web continuadas.

Un peligro de las pantallas de 7 pulgadas es que su batería es más pequeña que en las de 10 pulgadas, con lo que su autonomía se ve reducida en un uso intensivo, algo incómodo cuando no se tiene cerca un enchufe, lo que es habitual cuando se está en movilidad.

Y si lo que te preocupa a la hora de comprarte un tablet es el precio, es verdad que las tabletas de 7” suelen costar la mitad que las de 10”. Y por que aveces, lo barato sale caro, hay que conocer los límites en cuanto a precios bajos para no comprar cualquier producto barato que se estropee enseguida.

 

Para resumir, a grandes rasgos, hay que ver qué uso queremos darle a nuestra tablet. Las tablets de 7 pulgadas tienen el tamaño perfecto para poder llevarlas cómodamente en un bolsillo para usarlas en el metro o el autobús y consultar correos electrónicos… en definitiva, para estar siempre en en movimiento y fuera de casa. Por el otro lado, las tabletas de 10” son mejores para los amantes de las películas, vídeos o videojuegos. Al tener una pantalla más grande, la experiencia es el doble de enriquecedora.

Y tú, ¿cual vas a elegir?

Leer entrada anterior
La esterilización del perro no siempre mejora su carácter

Si nuestro perro tiene un carácter agresivo, puede convertirse en un problema importante en casa. El perro trata de montar

Cerrar