Consejos para marcar la ropa infantil

Una de las primeras cosas que hay que hacer cuando nuestros hijos empiezan a ir al colegio o cuando se relacionan con otros niños es marcar la ropa, puesto que la ropa de niños suele perderse o mezclarse con la de los demás compañeros de clase. Para evitar que pierdan constantemente la ropa, es importante marcarlas y existen varias  formas de hacerlo. Con rotuladores permanentes, cintas termoadhesivas, estampación con sellos, bordar las letras, marcar los nombres con rodilleras y coderas o colocar cintas para colgar pueden ser las alternativas para solucionar el problema del marcaje de ropa infantil.

Ropa de los niños, ¿cómo marcarla en casa?

La guardería, el colegio, el parque, durante un campamento… Las posibilidades de que un niño pierda sus prensas de vestir se multiplican en lugares donde se concentre un grupo numeroso de pequeños. La única solución para que esto no ocurra es concienciar bien a los menores sobre la responsabilidad que deben tener sobre su ropa.

Pero como esto no es tan fácil, sobre todo a cortas edades, es necesario estar preparado y marcar las prendas de los niños para poder identificarlas. Las etiquetas o marcas en la ropa tienen dos funciones. Por una parte, facilitan que el pequeño reconozca siempre sus prendas sin temor a equivocarse. Por otra, permiten que, en caso de extravío o confusión con la vestimenta de otro menor, sea más fácil recuperar la prenda.

Es recomendable etiquetar todas las prendas posibles, desde un abrigo o chaqueta hasta otros complementos fáciles de perder, como guantes, bufandas o gorros, e, incluso, la ropa interior. Estas son las alternativas.

1. Marcar la ropa de los niños con rotuladores

La manera más sencilla de marcar las prendas de los niños es escribir su nombre y señas con rotuladores permanentes en la etiqueta u otra parte del interior la prenda. Al ser indeleble, la tinta permanecerá a pesar de los lavados. Además, es aconsejable utilizar rotuladores de punta fina, para que el nombre sea más legible, y utilizar un color que destaque sobre la ropa: negro, azul o rojo, si es de color claro, y blanco para las prendas más oscuras.

2. Ropa de los niños con cintas adhesivas

Las cintas termoadhesivas son uno de los recursos más populares para marcar la ropa infantil. Cuentan con un potente adhesivo térmico en el reverso, que se pega a la prenda al aplicar calor sobre ella. Y están diseñadas para fijarse sin problema a todo tipo de ropa, tanto de tela como de lana u otros tejidos.

Lo más sencillo y económico es adquirir un rollo de cinta blanca (cuesta alrededor de 1,5 euros el rollo de tres metros) y rotular sobre ella el nombre del pequeño con un rotulador permanente. El siguiente paso es tan fácil como cortar el trozo de cinta rotulado y adherirlo a la prenda con un simple planchado durante unos 15 segundos.

Otra alternativa es adquirir la cinta con el nombre o los datos del niño ya impresos sobre ella. Se pueden encargar en la mercería habitual o a través de alguno de los sitios web que ofrecen este servicio, como Stikets, Marca Tu Ropa y Soyde, entre otras. Este tipo de portales permiten elegir tanto el tamaño como el tipo de letra, el color de fondo y la tipografía, y hasta dejan incluso poner un divertido icono que ayude a los más pequeños a identificar su ropa. El coste de este producto es de alrededor de 10 euros por un rollo con 100 impresiones del nombre.

3. Ropa de niños con estampación de sellos

Un solo golpe es lo que hace falta para marcar las prendas de los pequeños. El truco es utilizar un sello de caucho con sus datos y estamparlos en la ropa con tinta especial para textiles, que resiste a los lavados. Esta técnica de estampación es rápida, cómoda y aconsejable para prendas de colores claros, pero también para la ropa interior y calcetines, donde una etiqueta o cinta puede ser más molesta para los pequeños.

Las opciones son usar un sello personalizable, con una plantilla de letras de imprenta, o encargar uno con el texto ya seleccionado. En Internet se pueden adquirir conjuntos compuestos por un sello, un juego de letras y una almohadilla entintada especial para textil que sirve para unas 1.000 impresiones. ¿Su precio? Entre 15 y 20 euros.

4. Bordar las letras del nombre del niño en su ropa

Para darle un toque personal y, a la vez, decorar las prendas de los más pequeños, nada más fácil que bordar a mano o a máquina sus iniciales o nombre completo en ellas. Los baberos y batas pueden personalizarse con esta sencilla técnica.

Hay plantillas en Internet con imágenes y dibujos para imprimir. El paso siguiente es transferir las letras al tejido con un papel de calcar. Para finalizar, se elige el hilo con el color que se desea y rellena las letras con pequeñas puntadas.

5. Poner el nombre del niño en rodilleras y coderas

Las rodilleras y coderas termoadhesivas son un recurso muy útil tanto para remendar una prenda infantil que se ha roto, como para darle una nueva imagen a pantalones, jerseys o camisas. Pero también se les puede dar otro uso original para marcar la ropa infantil.

La idea consiste en estampar con rotuladores permanentes o de tela el nombre del pequeño sobre unas rodilleras de color blanco. Después, hay que plancharlas sobre la prenda.

6. Prendas infantiles imperdibles: cintas para colgar

Por lo general, los niños cuentan en las escuelas con un perchero en el que deben colgar su ropa. Para facilitarles la labor, sobre todo a los más pequeños, y evitar que las prendas resbalen del perchero, es aconsejable coser a la ropa una sencilla cinta por sus dos extremos. Al igual que las cintas termoadhesivas, estas se pueden rotular con el nombre del niño o encargarlas ya impresas con sus datos.

 

Los principales consejos a seguir para marcar la ropa infantil es que, si las prendas van a ser reutilizas por otros hermanos, deban escribirse sólo los apellidos. Además es aconsejable marcar el teléfono de alguno de los padres en el etiquetado en el caso de que el niño se pierda pueda ser localizado rápidamente. En el caso de los niños pequeños que aún no saben leer es aconsejable marcar el nombre con un elemento gráfico o un dibujo. Por último, los zapatos deben tener un marcado especial y más resistente.

Leer entrada anterior
Yogures que ya no caducan

Aunque no siempre nos fijemos, todos los productos tienen tener una fecha. Desde el pasado 29 de marzo, en los

Cerrar